martes, 16 de diciembre de 2008

Carrera : Ciclocros de Coslada

Carrera : Ciclocross Coslada-Salchi
Lugar: Coslada (Madrid)
Fecha : Sábado, 13 de Diciembre de 2.008

Progresa………adecuadamente

El pasado sábado se disputo la quinta edición del ciclocros de Coslada, prueba a la que acudí para probarme en esta disciplina por tercera vez, y que como he dicho en ocasiones anteriores: me esta encantando, vamos que me voy a hacer asiduo.


Para empezar, lo más probable que la carrera de Daganzo no me la pierda, sacrificando el Pavo de Boadilla del Monte, tradicional carrera de carretera que cierra el calendario anual en carretera, pero hasta el día 28 aún queda mucho tiempo.


Lo que mas me ocupa ahora es recuperar de las secuelas de la carrera del sábado, y no estoy hablando de caídas, que no tuve ninguna si no del tremendo “trancazo” que tengo encima desde entonces, de ahí el retraso al escribir este post, no he sido (ni soy) persona y ponerme a escribir me resulta algo borroso. Pero ahí vamos, haber que tal sale esta crónica.


Como decía el sábado se disputa la prueba de Coslada, cuna del ciclocros madrileño y prueba organizada por el ciclocros-man madrileño por excelencia : Iván Martínez “Salchi”. El circuito discurría por el parque situado enfrente al Hotel NH Villa de Coslada, totalmente plano aunque tenía su dificultad.


Bien es cierto, que había zonas técnicas, ya que había un par de zonas con muchas curvas seguidas, por césped en su mayoría, aunque también había escaleras, tablones y acera………vamos, lo habitual, pero además había que sumarle un par de ingredientes que hacen que el ciclocros si te gusta : te enganche. Estos ingredientes eran el frío y la nieve. Sí, habéis leído bien : la nieve. Por que 5 minutos antes de comenzar la prueba de Master empezó a nevar y ya no paró en toda la mañana, con un frío de menos de cero grados, así que………….ahora entenderéis las secuelas físicas que llevo arrastrando desde hacer 4 días.


Como es habitual en el ciclocros, te colocan en la salida según la puntuación actual del TFM de ciclocros, yo como solo he corrido dos carreras (San Sebastián de los Reyes y Alcobendas), tenía algunos puntillos gracias al 12º puesto de Alcobendas, aunque en la cita de Valdemorillo falté, eso me permitió salir ya en tercera línea de salida y no en quinta como en mis dos primeras carreras, vamos que tenia por delante “nada mas” que a unos 20 corredores.



Y ya sabemos como son las salidas de ciclocros, que se da la salida y salimos todos pitando como alma que lleva el diablo, y claro es el momento ideal o bien para remontar posiciones o bien para no perder. En mi caso, creo que tengo un buen sprint y pensaba utilizarlo. Así que cuando se dio el pitido de salida, arranque con todo lo que tenía, ya que los primeros 150 metros eran de acera una curva y otros 150 metros de acero, para pasar ya a la tierra. Así que en esos 300 metros había que dar el do de pecho.



Por cierto, estrené “arma secreta” el domingo, y me fue muy bien la verdad, me tomé una horita antes 3-4 nueces de California, y que queréis que os diga, será el “efecto Placebo” pero me sentaron estupendamente.



Pues bien, como decía, se dio la salida y sprinte por el interior, y como dije en Alcobendas, creo (y no quiero pecar de presumido) que hay pocos con una salida explosiva como la mía (el problema es luego mantenerlo, y ahí esta el problema), el caso es que en la primera curva, estaba 5º, Por delante de mi, solo tenia a los dos lideres (Señor y Master), Marcos Novalbos, otro Ciclos Corredor y a otro que no conozco.



Después de la primera curva perdí un par de posiciones, pero vamos estaba entre los 10 primeros y lo mas importante, estaba en la parte delantera de la carrera.


Eso me animó bastante la verdad, y a partir de ahí quería mantener mi posición e incluso tratar de mejorar algún puesto, y por algunos momentos lo Vd. factible, en el barro (por que la tierra ya no era tierra, era autentico chocolate) y con la nieve me defendía muy bien, y en las escaleras no perdía mucho terreno, así que todo marchaba muy bien.



Todo esto, antes de completar la primera vuelta (eran cuatro), y al paso por meta, cometí un error, iba pisándole los talones al dorsal nº 313 (lo siento, no se su nombre), y me pegue un sprint para pasarle en la zona de acera de la meta, y le pasé pero en la tierra me volvió a pasar el, y ese esfuerzo lo pague ya que poco a poco iba quedándome el ultimo de ese pelotoncillo principal, donde los primeros apenas me sacaban unos 50 metros, es decir, estaba ahí.



El caso es que esa segunda vuelta mas o menos conseguí mantener el tipo y no perder posiciones, pero desde atrás venían un par de corredores muy fuertes y era cuestión de tiempo que antes o después de pillaran, cosa que así sucedió en la tercera vuelta, pero seguía estando ahí.


Ya en la cuarta vuelta, la cosa cambio, por detrás de mí, simplemente no veía a nadie, por lo que si quería podía regular, ya que los que tenia delante iba un punto por encima de mi y no quería reventar, así que trate de ir regulando de ahí hasta meta, cosa que conseguí.



Al final, sinceramente, pensé que había hecho entre los 10 primeros y mi compañero Daniel Socuellamos, que entro 2-3 puestos por delante de mi, pensaba que estaría entre los 5 primeros, pero ya se sabe que en un esfuerzo algo agonístico, las cosas se nublan un poco y al final, Socuellamos hizo 9º y yo el 12º, que no esta nada mal. Vamos que estoy muy contento.


Como siempre hay que sacarle cosas positivas, y en esta carrera hay muchas, la primera y la más importante de todas, no me caí y volví de una pieza a casa, luego que me lo pasé genial, vamos que disfruté como un enano. Esto en cuanto a estado de ánimo.


En cuanto a lo deportivo, una importante, me voy acercando a los primeros, que van como aviones y da gusto verles como corren, pero ya no me limito a verles en la salida y la clasificación, si no que además, les veo durante toda la carrera, que los tengo delante vaya. En fin, esto no quiere decir que vaya a ganarles la próxima carrera ni mucho menos, pero intentaremos dar algo de guerra y pasarlo bien.


Así que, a seguir entrenando en el barro, nieve y frío para el día 28 asaltar el campeonato de Madrid en Daganzo, y quien sabe, si con los puntos de este 12º puesto, consigo meterme en 2ª línea de salida, creo que podría sacar un buen resultado si se da esta circunstancia.


Pero lo primero es lo primero, el próximo Domingo Fuenlabrada (y no veáis como me motiva) y el día 24 Colmenar. Haber si el equipo Berrendero sigue la racha.


Hasta la próxima

2 comentarios:

Molinero dijo...

Como siempre una cronica muy agradable de leer.

Slud.

SMM dijo...

Hola Molinero :

Muchas gracias, nos vemos en Fuenlabrada, no?

Salu2