lunes, 24 de abril de 2017

Carrera : Memorial Carlos Cubillo

Carrera : Memorial Carlos Cubillo
Lugar : Rivas-VaciaMadrid (Madrid)
Fecha : 23 de Abril de 2017

Fantásticas Sensaciones.





Ayer volví al ruedo, después de casi dos años de estar desaparecido en carreras de Madrid, volví a correr y competir en Rivas. Ya sé que hice acto de presencia en el pasado mes de Septiembre en Boadilla, pero aquello no fue correr, fue perder el tiempo y quedarme en la primera subida, algo que fue lamentable. Para mí como si no existiera.

Pero la última carrera de verdad, donde estuve metido en el lío fue en Mayo del 2015, concretamente en la carrera de Fuenlabrada y aquella donde libre una montonera enorme apenas 1 semana de empezar en un trabajo nuevo y partiendo la tija del sillín en dos. No ha llovido ni nada. Desde aquella carrera hasta el ciclocrós del pasado Octubre, todo en blanco, para que veáis la desconexión competitiva que las lesiones (apendicitis), familia (mi quinto hijo) u obligaciones (trabajo nuevo) me obligaron a tomarme la competición como algo muy lejano. Y sigo tomándomelo igual, pero de diferente manera. Ahora, si puedo voy. Si no puedo, tampoco pasa nada.

La mañana amaneció muy soleada, ideal para correr prontito. En casa estaban las cosas en orden, con lo que pude ir a Rivas muy tranquilamente y con la conciencia muy tranquila, ya que iba a ir todo sobre ruedas. Llegue muy pronto, tan pronto que fui el primero en recoger el dorsal y el primero en ponerme a dar vueltas por el circuito con mi compañero Amador Alonso, muy buena gente, que me trajo un regalo muy especial de su finca de Riaza, sin duda, lo mejor de la mañana.

El circuito era muy simple, una avenida larga, a la que había que ir y venir, salvo que al llegar a meta, nos metían un repecho de unos 250 metros y luego a meta en ligera bajada (del repecho que se acaba de subir) justo enfrente del Auditorio Miguel Ríos. La gran pega de este circuito era que había un par de rotondas que había que tener especial cuidado. Si vas solo, las sorteas sin problemas, pero 80 tíos a toda pastillas, cambia mucho la cosa. Y luego, cuando se giraba para encarar dirección meta, mucho viento de cara, así que había que saber colocarse y como moverse. Y esto último, yo la pifie a la primera.

La carrera comenzó puntualmente a las 10, y es de agradecer, ya que así no acumulaba retraso para volver a casa. De mi equipo nos presentamos 5 a la salida, aunque lamentablemente no pudimos contar con el Coleta que aún anda renqueante de la caída en Colmenar de Arroyo. Así que en la salida estuvimos Toño, Luis Zuazo, Amador, David y yo, dispuesto a pasarlo bien y volver de una pieza. 

Ya desde el principio mis intenciones eran estar bien colocado, y empecé así antes de empezar la carrera siquiera, ya que me pude colocar en primera línea de salida así que no empezaba mal la cosa ya que mi idea era estar por ahí cerca pero sin dar una pedalada de mas, porque no sabía cómo iba a reaccionar mi cuerpo a semejante esfuerzo después de tanto tiempo.



Se dio el pitido de salida, y se salió volando para variar. Creo que arranco una persona de pito, pero fue rápidamente absorbida, así que en todo esto, bajábamos a mil por hora y yo de los primeros, así que ni me lo pensé, arranque con todo lo que tenía. Abrí hueco rápidamente, unos 20 metros, parecía que el pelotón inicialmente salía a por mí, pero llegando a la rotonda peligrosa me dije que a tope y ahí creo que el pelotón aflojo un poco, que me hizo coger hasta los 50 metros. 



Después en el giro para volver hacia meta, me encontré con la realidad, un viento de cara que se agarraba y me hizo bajar la velocidad considerablemente, pero al pelotón parecía que tampoco iba a ir a por mí como locos. Sí que es verdad que poco a poco se iban acercando pero viendo la distancia, pensé que podría pasar el repecho el primero y hacer el primer paso por meta escapado, y ya sería un triunfo para mí, pero a pesar de empezar el repecho yo solo, me cogieron casi arriba del todo y me pasaron por todos los lados, así que me quede con las ganas.

Nada más ser reintegrado al pelotón, empezaba otra carrera para mí, y era la de aguantar las siguientes 2 o 3 vueltas para no descolgarme por el esfuerzo de la primera vuelta (el inútil esfuerzo de la primera vuelta), y lo conseguí. Cierto que a veces me costaba y tenía que agachar la cabeza y apretar los pedales de lo lindo, pero sí que es verdad, que cuando se giraba hacia meta, con el viento de cara, el pelotón bajaba la velocidad considerablemente y eso ayudaba a recuperarse.

Poco a poco fueron cayendo vueltas (teníamos que dar 9 vueltas), y llegamos a la 7 vuelta, totalmente recuperado y estando siempre dentro de las 10-15 primeros, estando atento de estar ahí pero sin salir a absolutamente a nada, siempre que me llevaran. Estaba pensando en el sprint porque además, las últimas 2-3 subidas las había hecho fácil.


Así que la 8 vuelta y el último paso por meta estaba siempre entre los 5 primeros. Aunque ya se sabe que en la última vuelta, todo el mundo quiere estar delante, las escapadas no habían cuajado ninguna y todos esperaban a esa última subida para arrear y luchar por los puestos de honor. Yo esperaba hacer un buen sprint y punto. 



Comenzamos la última vuelta, y yo iba por la derecha, para que los corredores de la izquierda me quitaran el viento (como había comprobado las vueltas anteriores), y no iba mal, estaba dentro de los 20 primeros y con idea de sprintar, pero llegando casi arriba los últimos 10-15 metros del repecho se me hicieron literalmente eternos (seguramente pagando lo de la primera vuelta) así que llegue arriba y me deje ir, para entrar en el puesto 42.





Pero muy contento, por fin, me había sentido bien en carrera, había tenido presencia y lo había intentado (aunque me equivocara en el momento y en el lugar), pero nadie me quitara que más de media vuelta fui líder de la carrera.......jejejejeje.

Lo mejor de todos, las felicitaciones de mis compañeros de equipo, donde este año reina un ambiente fantástico, y me hace pensar que este año se ha juntado un grupo humano y deportivo fabuloso.

Ahora a pensar en la Marcha La Gran Maestre dentro de 3 semanas (13 de Mayo) en Teruel, con 175 kms, 8 puertos de montaña y 3.200 metros de desnivel. Y todo por un objetivo: La Purito el 6 de Agosto.


Hasta la próxima, mucho cuidado ahí fuera y a seguir disfrutando de la bici.

P.D. :Gracias por las fotos al Team TFC y ponerlas en su Facebook para disponibilidad de todos. Se agradece el detalle.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Ciclocross de Alcobendas

Carrera : CX de Alcobendas
Fecha : 11 de Diciembre de 2016

Hundimiento en toda regla.



Ayer Domingo 11 de Diciembre, se disputo el Trofeo de Ciclocross de Alcobendas, organizado por Enrique Aguado y sus chicos de Enbici-Shimano, dejando una carrera de 10, tanto por infraestructura, recorrido, diseño del circuito.........por mi parte, no poner ni una sola pega, es mas, creo que debería ser un referente en el Ciclocross madrileña de como se deben hacer las cosas, ya que algunas carreras, deberían tomar nota. Y yo el primero, si consigo llevar adelante mi proyecto de carrera de cx para la próxima temporada.

El día amaneció frio, pero sin una sola nube, con lo que el sol antes o después aparecería y calentaría el ambiente y dejaría el circuito en unas condiciones optimas para la practica de esta disciplina, ya que el terreno ni estaba duro ni estaba blando.

Me personifique allí bien pronto, para resolver como suele ser habitual las inscripciones con el tiempo suficiente para prepararlo todo bien y mas, cuando a lo largo de la mañana aparecería mi mujer con los chavales para que corrieran su manga de escuelas, así que había muchas bicis y trastos que llevar y preparar.

Antes de que corrieran los Master-30, me dio tiempo a dar 3 vueltas al circuito y me confirmo lo que ya sabia, el circuito me gustaba y además, me lo sabia de memoria debido al hecho de haber podido entrenar allí durante las dos semanas anteriores con bastante asiduidad con lo que ese conocimiento me podría dar algún tipo de ventaja sobre el terreno. Al final los planes nunca salen como uno quiere, sino mas bien como te dejan.

Ya cuando se acercaba la hora de salida de nuestra manga (a las 11:10), íbamos todos poniéndonos por la recta de salida (en una buena cuesta), que ya de por si, antes siquiera de llegar al circuito en si estira bastante el pelotón en esta recta de salida.


A la hora de colocarme en la parrilla, esta vez anduve poco listo y estaba en la ultima línea, es decir, estaba de los últimos pero en esta recta se podría recuperar bastantes puesto y no me preocupa, de hecho estaba muy tranquilo, aunque antes de que se diera la salida, se guardo un emotivo minuto de silencio por Alonso López, ciclista de la familia Enbici y que algunos conocíamos del carril bici y haber tenido ocasión de rodar junto a esta persona, que falleció recientemente por culpa del cáncer. Allí en primera línea de salida, estaba Enrique Aguado junto a su viuda, solo queda recordarle como una grandísima persona.


Finalizado este minuto de silencio, se dio la salida y todos salimos como alma que lleva el diablo, salí con todo lo que podía, estaba decidido a ganar puestos en esta recta y darlo todo en esta carrera, pero cuando estaba cerca del arco de meta, tuve un salto de cadena, se me salió una zapatilla del pedal y no me fui al suelo por los pelos, y este parón me paso tanta gente que me situé el penúltimo (mire para atrás para ver quien quedaba por pasar), pero lejos de cagarme en todo lo que se menea, decidí apretar los dientes y aprovechar las primeras curvas llenas de gente para pasar posiciones, pero donde realmente pase gente y recupere puestos fue en el repecho previo a la zona de pateo, ahí donde si vas solo, lo subes sin problemas, pero si van 50 tíos a la vez y todos lo quieren subir en bici hay atasco seguro. Así que me baje de la bici y este repecho lo hice a pata, y fue una decisión acertadísima ya que pase a mucha gente atascada ahí, para subirme de nuevo para llegar a la zona de pateo, para pasarla sin problemas y engancharme a gente que iba a ahí.

Iba con sensaciones muy buenas, mi ritmo era bueno y de hecho, me soldé a la rueda de José Luis Sanz, colega de Tres Cantos y una muy buena rueda a seguir, pasamos a varios corredores e íbamos a buen ritmo, de hecho, le iba diciendo que a los que teníamos delante que les apretáramos, pero había que tener paciencia. Y así terminamos la primera vuelta, pero ya la segunda las cosas empezaron a torcerse.

A mitad de segunda vuelta, cometí un fallo en una curva y no me fui al suelo por completo pero casi, pero me golpeé la rodilla izquierda con el manillar, al principio no le d mayor importancia, y seguí a tope, pero ya perdí unos metros con los de delante y empecé a entrar lo que se dice "cuadrado" en las curvas, las piernas no me iban, pero a pesar de ello, solo tarde 3 segundos mas que la primera vuelta ( de 9:41 a 9:44), pero en la tercera vuelta, sin razón aparente vino la debacle.

La rodilla empezó a molestarme, me iba en cada curva, casi me voy al suelo un par de veces mas y empecé a tener una sensación de vacío como pocas veces, quería meter gas, pero simplemente no podía. Y visto esto, mi cabeza desconecto por completo de la carrera, por detrás empezó a cogerme mucha gente y simplemente, me apartaba y les dejaba pasar, no quería perjudicar a nadie, estaba en modo desconexión total. Así que en esta tercera vuelta tarde 10:57, es decir, 1 minuto 15 segundos mas que la anterior.


Al pasar por meta, estaba pensando mas en bajarme que en continuar, pero así lo hice con la esperanza de recuperar algo de fuelle, pero nada, las piernas no iban, la cabeza tampoco, estaba vacío y la rodilla se quejaba (no es la excusa), así que esta vuelta simplemente la día de paseo, mientras que seguían corredores pasándome. Incluso en la zona de pateo, arriba me pare 10 segundos, a recuperar el aliento pero nada. Ya terminando esa cuarta vuelta, el primero, José Luis Rebollo me pasó como un cohete, con lo que al estar doblado al pasar por meta, terminaba la carrera. Finalmente, esta vuelta la hice en 12:07, cuando en los entrenos y sin competir, la estaba haciendo en 10' clavaos, así que imaginar como iba, literalmente de paseo. Al final, el puesto 47 de 53 corredores, y mirando la clasificación, la persona con la que iba acabo entre los 25 primeros. Esto es un hundimiento en toda regla.


Pero no había terminado el día, ya que había que cambiar el chip rápidamente, dejar la bici en el coche, coger la de los peques y corriendo a meta con los peques para que hicieran su carrera, donde había un montón de niños y quería que disfrutaran, y se lo pasaron en grande, ya que el circuito, el ambiente, la gente animándoles y el día tan estupendo que hacia, lo compensa todo.

Después, tocaba volver a cambiar el chip y ponerse en modo familia, así que ha cambiarse todos rápidamente y a tomar un buen desayuno en el VIPS con la familia, para después, estar hasta casi las 6 de la tarde con la familia en los parques de la zona donde los peques, se lo pasaron en grande, poniendo un buen colofón a un buen domingo.

Y a esperar ya la ultima carrera de la temporada, el próximo sábado en El Escorial.

Hasta la próxima.

Carrera : Ciclocross de SS Reyes y Coslada

Carrera : CX San Sebastian de los Reyes y CX Coslada
Fecha : 3 y 4 de Diciembre de 2016


No es Doble o Nada, es Doble y nada de nada.

Este pasado fin de semana, tuvieron lugar dos carreras de ciclocrós en Madrid, el sábado por la mañana en San Sebastián de los Reyes y el Domingo por la mañana Coslada.

Y no podían salir dos días tan diferentes, pero con el mismo resultado.


El sábado por la mañana se disputo el ciclocross de San Sebastián de los Reyes, que junto con Coslada, es la prueba mas antigua de Madrid, y que se celebra en el sitio habitual, en el campo justo al lado del Polideportivo Dehesa Boyal. Circuito que me trae buenos recuerdos, ya que aquí, en Master-30 hace unos 4 años llegué a hacer un décimo puesto, que creo que en su momento no estaba nada mal, pero como ha cambiado la vida.

El circuito, era mas o menos como siempre, cambiando matices pero muy similar al de todos los años, y a mi la verdad, es un circuito que me gusta, ya que es prácticamente todo por campa y este año además, con el barro suficiente, estaba húmedo de toda la semana lluviosa que habíamos tenido y además, con la niebla que se había levantado el día, que junto con el frio que hacía, se quedaba en una mañana de ciclocross perfecta.

Respecto al circuito, en mi opinión, solo 2 peros. El primero, el bordillo de entrada al circuito después de la recta de salida. Este bordillo es típico todos los años, y todos los años pienso que con una lona con sacos de arena o algo, se haría menos traumático. Y el segundo, a mediado el circuito se pasa en perpendicular un tablón redondo de madera, imaginaros lo que resbala estando húmedo......

Como viene siendo habitual, me levanté pronto esa mañana y lo deje todo preparado en casa para que todo saliera bien, presentándome allí a eso de las 8 de la mañana, con tiempo suficiente para formalizar con calma la inscripción y salir a rodar por el circuito (esta vez 3 vueltas) antes de que salieran los Master-30 donde corría mi compañero de equipo Víctor Taborcia.

Después de esta manga, a las 10:10 nos tocaba a los master-40, a los cuales nos iban llamando para configurar la parrilla de salida. A mi no me nombraron al no tener ningún punto, con lo que habría que buscarse la vida en la salida. Y todos sabemos, que una buena salida y un buen aguante en la primera vuelta en ciclocross es fundamental, para luego ponerte tu ritmo y hasta el final.


Se dio la salida y salí como todos, pasando a unos y siendo pasado por otros, pero sin agonías por ganar 3 o 4 puestos, prefería aguantar el envite sin ir a tope y luego a tratar de ganar puestos por los interiores de las curvas en la primera vuelta cuando vamos todos mas o menos apelotonados. Y así fue, las primeras curvas iba consiguiendo ganar puestos hasta situarme al final de la primera vuelta sobre el puesto 25 que sobre los 55 que salimos, hacia que estuviera contento de como iba saliendo las cosas, además de estar justo detrás de un pequeño grupo de 6-7 corredores con lo que quizá podría ganar algún puesto mas.

La segunda vuelta comenzó igual, manteniendo el tipo y mi posición, encontrándome bien sobre la bici y con buenas sensaciones, pero a mediados de primera vuelta, tuvo que pasar lo que no había pasado en toda la temporada de ciclocross, pinchazo en la rueda delantera y adiós carrera.


No me lo tomé muy mal, así que subí la bici a cuestas y termine la segunda vuelta andando y pasando por delante de los jueces que tomaron nota de mi abandono.

Una verdadera lastima, dado que iba fenomenal y con las sensaciones de que no tenia pinta de hundirme a partir de la mitad de carrera como iba siendo habitual en carreras anteriores, quedándome con la esperanza de que podía bajar del puesto 30 y estar mas cerca del 20 mas que en ninguna carrera anterior, con lo que creo que poco a poco voy escalando posiciones.

La bueno además, es que recogí los bártulos y llegue a casa con 1 hora de antelación sobre el horario previsto, con lo que gane puntos para poder ir a Coslada sin reparos familiares, algo que no tenia tan claro el viernes por la tarde, cuando solo se vislumbraba ir a una de las dos.


Al día siguiente tocaba Coslada, y si en San Sebastián de los Reyes al final no cayo ni una gota y quedo un dia soleado, el dia siguiente era todo lo contrario. Todo nubes y lloviendo sin parar, lo que seguramente iba a dejar el circuito muy goloso e ideal para mojar churros en el chocolate.

Yo llegue pronto, como suele ser habitual alrededor de las 8 para poder realizar la inscripción con tiempo e intentar dar alguna vuelta al circuito en bici, pero esto, visto como estaba el día directamente pasé de hacerlo, así que preferí darme una vuelta andando sobre el circuito para al menos tener una visión del mismo.

Y la verdad, lo que vi no me gustó nada de nada. Reconozco que soy a veces muy critico con los circuitos, quizá sea por que velo mas mi propia seguridad e integridad como persona que sobre el corredor, pero vi cosas que me dejaron alucinado. Lo reconozco.

Me he leído varias veces el reglamento de ciclocross para Madrid y sobre todo el tema en cuanto a los requisitos del circuito, y dice claramente lo siguiente en el punto 7.6.1 (copio y pego para no omitir nada) : "Los organizadores deberán respetar unos mínimos en los diseños de los circuitos. La comisión de la FMC podrá revisar el circuito junto al organizador días previos a la prueba para dar conformidad y/o aconsejar al organizador. Para delimitar los circuitos se deben utilizar estacas de 1 metro de altura, de madera, de plástico o hierro (siempre que este recubierto por algún material blando) y sin terminar en punta en la parte superior. La longitud de los circuitos deberá de ser de entre 2,5 y 3,5 kilómetros. El ancho de los circuitos deberá de ser, como mínimo, de 3 metros en todo el circuito. La anchura de la salida y de la meta deberá tener 6 metros, siendo la longitud de la recta  de 200 metros(mínimo) y que este el pavimento asfaltado".

Yo vi que en muchos tramos, el ancho del circuito no era de 3 metros ni de blas, y en alguna ocasión obligando al corredor pasar entre arboles donde apenas cabía un corredor con el riesgo que ello supone.


Además, cierto que no pone nada al respecto de obstáculos naturales en el circuito, pero encontrarte a la salida de varias curvas ramas a la altura de la cara y delimitando el ancho del circuito a la mínima expresión por donde pasar, pues la verdad, no me parece lógico.


Con este razonamiento, simplemente decidí no salir. Creo que hay cosas que los corredores no podemos permitir, ya que ante todo la seguridad del corredor y si hay un reglamente esta para cumplirlo, primero por el organizador y segundo por los jueces obligando a cumplirlo, y creo que en varios puntos del circuito no se cumplían varias cosas del reglamento.

Y ya no entro en el diseño del circuito, que eso es cuestión de cada uno, y te puede gustar mas o gustar menos, pero siempre que se cumpla el reglamento. Y por eso, decidí no salir. Y no era por las condiciones meteorológicas y el estado del circuito, por que me encantaba y he llegado a correr en nieve, fango o frio extremo, por lo que mi implicación esta fuera de toda duda. Pero simplemente, hay cosas que no me gustan.

Y esto ya se vio en el circuito de Navalafuente, con la recta de salida y los primeros 200 metros del circuito, que eran para hacérselo mirar.

Expresada mi opinión, que cada cual haga lo que crea conveniente. Pretendo que sea critica constructiva y jamás destructiva. Si queremos que la Copa de Madrid evolucione a mejor, que año a año vaya creciendo y consolidándose, estas cosas hay que exigirlas.

Un saludo y hasta la próxima.

martes, 29 de noviembre de 2016

Carrera : Ciclocross de Navalafuente

Carrera: CX Navalafuente
Lugar: Navalafuente (Madrid)
Fecha: Domingo, 27 de Noviembre de 2016

Con cubiertas es difícil sobrevivir.



El pasado domingo, 27 de Noviembre se celebró en Navalafuente la séptima prueba del Circuito de Ciclocross de la Copa de Madrid de esta disciplina, sobre un circuito con un terreno blando y con barro (pero sin pasarse) pero con un diseño, que en mi humilde opinión, no le han sacado el jugo a todo lo que el entorno podía ofrecer.

Esta vez, dadas las condiciones meteorológicas de frío y agua que se dieron durante toda la semana, solo fui a competir yo solo, nada de niños, con lo que para que vamos a engañarnos, toda la mañana se simplificaba una barbaridad, ya que con meter la bici y mis bártulos en el coche era suficiente, amén de volver como una centella nada mas terminar la carrera.

Como he mencionado anteriormente, el circuito no era del todo bueno, primero para mis gustos y segundo, para la seguridad del corredor, al menos en lo que a la primera vuelta se refiere, ademas el diseño del circuito me pareció feo.

Para empezar, a los 20 metros escasos de la recta de salida, una curva de 180 grados, para afrontar en ligera bajada 100 metros de asfalto, girar a la derecha bordeando el polideportivo y a los 3 metros, otra curva a la derecha para encontrarnos con un foso de grava (que no ocupaba todo el ancho) y pave de piedra, justo antes de unas escaleras de un colegio, para salir de ahí 5 metros de césped, bordillo en curva y otra bajada de asfalto de unos 20-30 metros antes de entrar en la primera zona de campa.

Esta primera zona de campa, se desarrollaba en un prado cerca de la salida, donde literalmente nos dedicamos a dar unas cuantas vueltas con unas cuantas curvas de 180 grados, de hecho, a la salida de una de ellas, se tenia que pasar por el medio de una portería de fútbol sala que había en medio del trazado del circuito. Antes de finalizar este tramo de campa, un par de tablones de pequeño tamaño para afrontar la transición por una calle del pueblo hasta la zona intermedia del circuito.

Esta transición, discurría por una calle del pueblo, pero solo por la mitad, es decir, aun lado un muro y al otro lado, cinta delimitando la calle dejando el otro lado peatonal. Después la zona media del circuito, que a mi me encantó, apenas 100 metros, pero con un obstáculo natural de piedras, para montar y pasar por un "roto" de una valla para ir a otro prado donde seguía el circuito

Y ya lo de este prado es surealista, simplemente era un ir y venir por dicho prado arriba y abajo, que se hacia duro por lo resbaloso del césped y del barro, pero el diseño ...............y además, todo regado de "regalitos" de vacas que estuvieron por allí hasta la tarde del dia anterior (y en esto no tiene culpa el organizador que bastante hace). Despues a la salida de esta zona, bordeando el polideportivo para entrar de nuevo en recta de salida.

Lo que mas rabia me da, es que con cruzar al otro lado del pueblo, hay terreno para hacer un circuito, simplemente espectacular, aunque quizá el Ayuntamiento del pueblo, no estaba por la labor de permitirlo. Un grave error, ya que el impacto económico que puede tener que 1.000 personas de repente vayan allí una mañana, aunque solo sea en los dos bares del pueblo, ya les debería compensar el esfuerzo.

Lo que iba diciendo, el día se levantó lluvioso y frío, llegue pronto para poder ver el circuito antes de que los master-30 salieran a las 9 y no pudiéramos circular por el, y ya en el calentamiento lo que vi no me gustó como he mencionado anteriormente. Así que dado que soy del montón (y poco a poco mejorando), en la salida la consigna era clara, tomar riesgos: ninguno.

Ya al montar la parrilla de salida, deje clara mis intenciones al estar de los últimos aunque situándome a la derecha de la recta de salida, para aprovechar el carril que se suele dejar por ahí, aunque en la primera curva tuviera que bordear.

Se dio la salida, salimos todos sprintando como suele ser habitual, aunque yo guardando las distancias, pasamos esa primera curva, llegamos a la primera curva de bordear el polideportivo, salimos y al foso, ahí donde mucha gente se atasco al tratar de pasarlo en bici antes de bajarse justo antes de las escaleras, yo ahí decidí bajarme y hacer esa zona de grava a pie y correr 10 metros mas antes de llegar a las escaleras. E hice bien, por que a mucha gente atascada en la grava la pase a pie.

Subo por las escaleras, me monto, paso el bordillo en curva y justo el que va delante de mi se caé al salir patinando del bordillo, le consigo esquivar como puedo y por el centro de la calzada, aunque creo que con mi pie le golpeo en el casco (afortunadamente, solo ha tenido chapa y pintura como quien dice), y llego al primer tramo de campa.

Hale, a marearse. Vamos todos juntos pero vamos todos separados, de momento las curvas no se trazan mal y el césped aguanta, con lo que salgo de ese tramo entero, luego en la transición mantengo posiciones y ya en el segundo tramo empiezo a sufrir.


Empiezo a sufrir simplemente por que llevo cubiertas y no tubular, dado que los que llevan tubulares pueden permitirse una presión de neumático algo mas baja, pueden trazar mejor, el neumático agarra mejor y por tanto, no pierden tracción a cada pedalada. Eso mismo con cubierta, directamente no existe.

En cada curva voy patinando con la rueda trasera y guardando el equilibrio con la delantera para no irme al suelo, con los que los 6-7 corredores que iban detrás de mi con tubular me pasan en las dos/tres primeras rectas como una exhalación y yo dando pedaladas casi en vacío.


Una vez terminada la primera vuelta (en 6:24) estaba ya todo vendido. Por delante, tenia a un par de corredores a tiro de piedra, y por detrás iba abriendo poco a poco hueco. Resultado, que por detrás, exceptuando los primeros master 50 que salieron después que los Master-40, no me paso nadie, sin embargo, los dos que tenia delante, la mala fortuna hizo que tuvieron algún problema mecánico y les adelante.


Como decía, ya lo que quedaba de carrera, fue en solitario y los siguientes pasos los hice en 6:19 (2a vuelta), 6:29 (3a vuelta), 6:28 (4a vuelta) y 6:34 (5a vuelta).

Ya para finalizar, y para darle un poco de emoción a mi carrera, en la sexta vuelta al entrar en la primera zona de campa, se me salio la cadena por lo que tuve que bajarme a meterla a mano, por lo que los 3 corredores que venían detrás de mi, que estaban a 30 segundos se acercaron bastante. Eso hizo que esta ultima vuelt, que pretendía que fuera tranquila, no pudiera bajar la guardia, aunque mi tiempo se disparo por esa avería hasta los 8:35, además de que al estar mas cansado y por estar el terreno mas pesado, ya empezaba a pasar factura absolutamente todo.


Finalmente, un puesto 31º de 51º participantes. Me quedo con que primero esquive la caída en la primera vuelta y segundo, que sigo cogiendo ritmo de competición. Antes ese ritmo me duraba una vuelta antes de hundirme, ahora ya empieza a durarme dos vueltas y mantengo el tipo en todas las demás como buenamente puedo. Como he dicho, toda esta temporada de ciclocrós es para recuperar sensaciones, y el año que viene Dios dirá. Aunque eso sí, me lo pasé de miedo.

Próxima parada San Sebastian de los Reyes.


Hasta la próxima.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Carrera : Ciclocross de Boadilla del Monte

Carrera: CX Boadilla del Monte
Lugar: Boadilla del Monte (Madrid)
Fecha: sábado, 19 de Noviembre de 2016

De menos a mas y con averias de por medio



Este pasado sábado en la localidad madrileña de Boadilla del Monte se disputo la primera carrera de la Challenge de Boadilla, que consiste en dos carreras de CX en sábado y domingo, y además ambas valederas para la Copa de Madrid de CX.






Yo en un principio iba a correr las dos, pero finalmente solo dispute la del sábado por una cuestión de logística familiar, dos seguidos en fin de semana, es mucho para mi familia y por tanto con un día es suficiente, además, siendo del montón y de los últimos tanto daba ir los dos días o uno solo.

El día amaneció con mucha niebla, con lo que la sensación térmica era de mucho frio y eso hizo que el terreno de la carrera, estuviera un poco blando. Yo aquí la última vez que corrí fue en el 2012 y por aquel entonces era Master-30 y acabé entre los 10 primeros, pero lo que cambian las cosas.

Precisamente con mi compañero Víctor Taborcia, que hicimos un par de vueltas de reconocimiento al circuito juntos, aunque el corria a las 9:15 al ser Master 30 y yo justo después al ser Master-40, comentamos que aquel circuito sí que era una pasada, pero por lo visto, los ecologistas como siempre, tocando las pelotas. Seguro que para botellones y demás ni se mueven, lo habitual.

A mí personalmente el circuito, no me gusto excesivamente, ya que era excesivamente botoso, con lo que ir a ritmo costaría lo suyo, además de que en muchas zonas del circuito había rodadas de coches y tractores, en su mayoría secas y por tanto había que tener cuidado, aunque con el paso del tiempo y los corredores, digamos que la trazada se iba alisando.

De todas formas, la mañana la tenía cruzada desde que me levante, una mala noche y que, a los 4 minutos de casa, te llamen para preguntarte donde estas y que los niños a las 7:30 de la mañana están levantados, te pone mal cuerpo. Junto con la niebla, el frio y el circuito que no me gustaba, ganas, lo que se dicen ganas: pocas.


Pero era lo que había, así que había que apechugar y seguir para adelante, así que mientras calentaba y después veía correr a los master-30, el tiempo se pasó volando y cuando me quise dar cuenta, estaba en la línea de salida en medio de la parrilla, en tercera línea porque había estado listo cuando dejaron paso a todos los demás una vez nombrados a los 24 primeros.

La salida era bastante larga por asfalto y además en cuesta, y pensaba que me podía venir bien, era de fuerza y los primeros compases del circuito no eran excesivamente técnicos y podría aguantar el envite inicial.

Se dio la salida, salimos todos a tope, empecé a esprintar con todo lo que podía y de repente, se me sale el pie derecho del pedal y por poco me voy al suelo, y casi me llevo a alguno más por delante. Recobro el equilibrio, y sigo pedaleando, pero ya voy el ultimo. Mal empezamos.

Llegamos a las primeras curvas del circuito, una sucesión de 5 curvas de 180 grados, el pelotón va todo junto, de momento no se ha estirado la cosa así que me digo que a tomar por saco y empiezo a aprovechar los interiores de las curvas para pasar gente, los primeros compases va todo el mundo tan junto, que los empujones, codazos, cerrojazos y demás están a la orden día, así que yo uno más (cosa que no suelo hacer habitualmente), y recupero rápidamente bastantes posiciones hasta situarme en medio del paquete, donde la cosa ya empieza a estirarse.

Además, los primeros compases vamos unos 6 o 7 corredores todos en fila, atosigando a uno que va más despacio, pero que trazando no deja ni un hueco así que por delante se van los primeros y por detrás nos vamos arrejuntando. Pero poco a poco voy consiguiendo adelantar uno tras otro con esfuerzo hasta que solo me quedaban dos.

Así hasta que ya casi al final de la primera vuelta, consigo en una recta tirarme con plato grande por medio de la maleza y saliéndome de la trazada adelantarles, y consiguiendo además mantener el apretón, dejándoles incluso de rueda, antes de llegar a la recta de meta y volver al asfalto para empezar la segunda vuelta.


En ese tramo abro hueco con los que acabo de adelantar, calculo que iría a mitad de pelotón, y por delante, a tiro de piedra tengo a 4 corredores, a los que alcanzo en las curvas iniciales de 180 grados, me situó detrás de ellos, y antes del repecho donde había que poner pie a tierra, consigo adelantarles a todos, debido a que uno de ellos tuvo una caída y trastabillo a los demás, lo que aproveche para pasarles a todos por la izquierda.

Cojo unos metros y consigo bajarme de la bici con rapidez y ponerme la bici al hombro sin problemas y sin dolores (por los tornillos que llevo en la clavícula derecha, me duele horrores si no coloco bien la bici), así que ese tramo decido no subirlo a tope, regulando para no llegar asfixiada arroba y luego apretar, el llevar 3-4 metros con los de detrás me permitía jugar con eso.

Pero aquí empezaron los problemas, uno de los que venía por detrás, pensó que sería buena idea subir a tope ese tramo a pata con la bici al hombro, tan a tope que su manillar se engancho con mi desviador de la rueda trasera, hizo que me cayera al suelo, pero conseguí levantarme. Oí como este corredor me gritaba disculpas, pero cada uno va a lo suyo, y ni el necesitaba pedirme disculpas ni yo responderles, es ciclocrós, esto pasa y punto.

Llego arriba casi a gatas con la bici al hombro, me preparo para montar, pero eso no iba, me bajo y tengo que enderezar el desviador a mano, me vuelvo a subir, pero la cadena no coge ningún piñón ya por más que pedaleo e intento cambiar de marcha, así que me tengo que volver a bajar, consigo meter bien la cadena y vuelvo a arrancar, mientras en todo este proceso me pasan un buen puñado de corredores.

Llego a la siguiente curva, y se me vuelve a salir la cadena enganchándose con el cuadro, me bajo y tengo que dar unos cuantos tirones para desengancharla, un espectador que había por allí me sujeta bici mientras me peleo con la cadena, que al finalmente consigo liberar y ponerla en orden, arranco y no veo a nadie por delante y a nadie por detrás. SI no voy el ultimo, poco falta.

Me vengo algo abajo, pero rápidamente me entra la rabia y empiezo a pedalear con todo lo que puedo, paso de modo carrera a modo entreno a tope, y por increíble que parezca, poco a poco voy recortando metros a la gente que me había pasado en todo ese proceso y me voy acercando, tanto que en lo que queda de segunda vuelta, tercera y cuarta vuelta, recupero 6 o 7 posiciones.



Ya en la quinta, la distancia que saco a los que había adelantado era tan grande que junto que por delante no veía a nadie, empecé a ir a ritmo, a no cometer errores e irme al suelo.

Pero ya al comenzar la sexta y última vuelta, veo que al fondo va un corredor que lo menos me saca unos 20 segundos, pero decido apretar con las pocas fuerzas que me quedan a ver si consigo acercarme a él, no conseguí cogerle, pero en la recta de meta, en el tramo de asfalto en subida, veo que me saca unos 30 metros, y me pongo a esprintar a tope, él ni se da cuenta que estoy llegando y cuando a unos 10 metros de meta se relaja, consigo rebasarle por su izquierda y robarle la posición.

En fin, una carrera de locos la verdad. Las sensaciones fueron buenas los primeros compases de carreras, pero como me decía José Luis Sanz “El Gordo” de Rotor y mi corredora referencia ahora ya que hasta que me hundo vamos casi a la par, empiezo muy bien pero luego me hundo por la razón que sea, hoy tocaba caída y avería.

Pero bueno, una vez pasado el sofocón tocaba hacerles caso a los críos, esta vez habían venido mis padres con mis dos chavales que corren, y aunque solo corrió el pequeño en promesas, el mayor (principiantes), estaba empezando a sentirse mal y se quedó en la banda con mis padres.

Y aprovecho para decir, que el circuito de los chavales estaba muy bien, pero por dos cosas, primero la salida, no se puede meter a niños tan pequeños ese repecho de salida, apenas podían dar pedales y lo mismo para la llegada. Hubiera sido tan fácil como que los pequeños salieran desde arriba y la meta la hubieran tenido abajo, pero no, y es un fallo que puede hacer pupa a los más pequeños y estos detalles hay que cuidarlos.

En fin, después tocaba recoger los bártulos, los chavales y a casa, para el día siguiente quedarse en casa y no ir a la segunda parte del CX de Boadilla, con un día de carreras en fin de semana, para la familia es suficiente, dos habría sido demasiado.

Próxima estación Navalafuente.


Hasta la próxima.