lunes, 30 de diciembre de 2013

Carrera : CX SS de los Reyes

Carrera: CX de San Sebastián de los Reyes
Lugar:  San Sebastián de los Reyes (Madrid)
Fecha: 28 de Diciembre de 2013

El trancazo pasa factura.


Este pasado sábado 29 de Diciembre, se disputo en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, la sexta carrera puntuable de ciclocrós para el trofeo federación de Madrid de la disciplina.

Y por supuesto, estuvimos allí para hacerlo lo mejor posible. Como suele ser habitual, antes de ir para la carrera, se deja todo ok en casa para luego no tener “problemillas” con el tema de compaginar familia y hobby-bici, porque hay que tener muy presente, que por mucho que entrenes, te lo curres o te machaques encima de la burra, al final, esto es simplemente un hobby, al menos para mí y para los de mi equipo, aunque me temo que no todos los equipos master de Madrid piensan igual……………….pero bueno, no hay que desviarse del tema, este post habla de ciclocrós.

Al llegar al Polideportivo Dehesa Boyal, pude hacer el trámite de las inscripciones con mucha tranquilidad, había llegado con mucho tiempo, así que me lo tome con mucha calma, me dio tiempo a saludar a Stephane Mateos, ex corredor de mi equipo que tuvo que dejar el equipo a mitad de temporada este año y que ahora corre en el equipo Ebora, que vino a echarles una mano y ver que era “esto del ciclocrós”.

Después junto con mis compañeros de equipo Víctor Taborcia y Forrest Murphy, además de mi excompañero y gran amigo Jorge Martínez, nos fuimos a inspeccionar el circuito de este año.

Dada mi caída y rotura de clavícula del año pasado, no pude correr esta carrera en el 2012, así que mi última participación fue en el 2011, pero lo que vi es que era muy parecido el circuito al de aquella ocasión. Aunque dado que todo el día y la noche anteriores había estado lloviendo sin parar, había muchas zonas del circuito que era un auténtico barrizal, y ahí yo saldría muy perjudicado al no tener tubulares y tener cubierta.

Habría que hilar muy fino con el tema de la presión de los neumáticos, y visto lo visto, decidí quitar mucha presión a las ruedas para tratar de sortear lo mejor posible el tema del barro.
Después se dio la salida de la primera manga, los master 40, donde un impresionante Daniel Lorca, gano como y cuando quiso, segundo de un gran Marcos Novalbos. Sin dejar de mencionar a mi compañero Forrest, que hacia un grandísimo 8º puesto, su mejor puesto en el CX hasta el momento. Mientras todo esto sucedía, tuve la ocasión de charlar unos minutos con Antonio Alix, que también vive en Tres Cantos y que nos conocemos desde hace unos años, que no quiso dejar pasar la ocasión para ver la carrera del barro de San Sebastián de los Reyes.

Dicho esto, la manga inicial de los Master 40, comenzó con casi 20’ de retraso, dado que el médico obligatorio en cada carrera no había llegado aún, con lo que por consiguiente, retrasaría todas las mangas, aunque los jueces ya se encargarían de tratar de recortar ese retraso, como por ejemplo, al comienzo de la última vuelta de la primera manga, llamar a todos los corredores Junior y Master 30 para ir configurando la parrilla de salida.  Por una vez, y sin que sirva de precedente, lo hicieron bien.

Después de configurar la parrilla de salida y estar en tercera línea de la misma, ahí donde he estado en todas las salidas este año, gracias a mi pobre puntuación en todas las carreras precedentes, se dio la salida con apenas 10’ de retraso. El sol lucia en el cielo y hacia buen día para correr.

Se dio el pistoletazo de salida y salimos todos pitando y echando el hígado por la boca, yo trate de no cebarme demasiado, así que después de las primeras curvas antes de llegar al “gran charco” no iba mal posicionado, justo detrás de Jacob Frontelo, viejo conocido al menos su rueda trasera me la conozco bastante bien.

Empezando la segunda vuelta, empezaba el bajón.

Un poco más adelante le pase, ya que en esos momento iba un poco atrancado y de hecho me llegue a sacar cerca de 30’’ según me conto luego Stephane. Así que al paso por meta iba en 15º posición según me dijeron y hasta ese momento con buenas sensaciones y con los de delante muy cerquita.

Pero comenzó mi calvario, después de arrastrar toda la semana un buen trancazo y seguir teniéndolo este día, a partir de la segunda vuelta, mi corazón, mis pulmones y mi garganta me dijeron que no daban más de sí, por lo que empecé a respirar con dificultad, las flemas me inundaban la nariz y la garganta, por lo que las piernas empezaron a dejar de funcionar, me estaba hundiendo físicamente y lo notaba a cada pedalada.

Los que había pasado empezaron a adelantarme sin poder hacer nada para remediarlo y también porque no oponía ninguna resistencia a ello, si voy mal no quiero hacer de tapón a gente que va mejor que yo, así que los dejaba pasar a todos.

En los tablones.

El punto culminante llego en la zona de barro antes de los tablones, por más que daba pedales, aquello no avanzaba, las piernas no me respondían, las cubiertas me resbalaban hacia todas partes………….aquello era un desastre y no había terminado la segunda vuelta, de las cinco que constaba la carrera.

Mientras por delante, los primeros a toda pastilla y yo asumiendo que esta carrera me doblaban seguro, no quería retirarme aunque lo pensé seriamente unas cuantas veces, así que levante el pie y pensé que al día siguiente había carrera en El Escorial, que sería un buen entrenamiento, y que si me doblaban……………pues mala suerte y trataría de estorbar lo menos posible.

Mientras, en la cuarta vuelta, me paso mi compañero Víctor Taborcia, que poco a poco le va pillando el truco a esto del CX y creo que en una o dos temporadas, le veremos luchando como mínimo por el top-10.

Momento en el que mi compañero Victor me pasa en la carrera, ahi ya iba totalmente desconectado.

También en esta cuarta vuelta, me pasaron con exhalaciones los 4 primeros, a los cuales, cuando les vi, me echaba a un lado, se estaban jugando la general del TFM y no quería molestar. Pude ver in situ en la zona de barro como van estos aviones y como con sus ruedas con tubulares hacen su verdadera función, y no como las mierdas de cubiertas que llevo yo.

Bonita foto.........pero poco mas

Bien, el caso es que al pasar por meta y estar doblado terminaba mi carrera y me quitaba de hacer la quinta y última vuelta. Un alivio tal y como estaba. Al final quede en un 30º puesto de los 34º clasificados……….lamentable, llegando a ir 15º en la primera vuelta. Una lástima, pero las carreras son así, un día estas mejor y otros días estos peor.

Lo mejor es que a pesar del retraso acumulado, me quite 10’ de carrera, pude recoger los bártulos a toda pastilla y llegar como un reloj a casa a las 12 en punto. Con el tiempo justo para darse una ducha rápida para quitarse el barro de encima. Cambiarse y de paseo con los peques durante un par de horas hasta la hora de comer.

Los datos del Garmin.

Para luego, por la tarde, y con los peques sin siesta de por medio, ir al teatro de Tres Cantos a ver “Blancanieves y los 7 enanitos”, que mientras los peques y mi mujer disfrutaban, yo sin quererlo…………me quede dormido con mi hijo de dos años en brazos.

Al día siguiente, tocaba El Escorial, última carrera de CX de la temporada 2013, última carrera en Master-30 y en un buen circuito. A ver qué tal se daría al día siguiente.


Hasta la próxima.

Años Anteriores
2011
2010
2009
2008

domingo, 29 de diciembre de 2013

Carrera : Pavo de Colmenar Viejo

Carrera: Pavo de Colmenar Viejo
Lugar:  Colmenar Viejo (Madrid)
Fecha: 24 de Diciembre de 2013

Abandono por prudencia.


Y llego el día de Nochebuena, la noche más esperada del año, no solo porque es día que la familia se reúne, se prepara una buena cena y se disfruta de la noche, pero es que además, se disputa la tradicional carrera del Pavo de Colmenar Viejo.

Allí donde en una ocasión la tuve muy cerca, en otra bese el suelo “gracias” a cierto amigo que recientemente ha vuelto a hacer otra de las suyas, en otra me reventó un tal Luis Pérez cuando corría en Cofidis y el resto……………….en el montón.

Este año, la cosa se presentaba negra, llovía a mares y además, era circuito urbano. Creo que el recorrido tradicional de toda la vida, aquel donde la meta estaba en la meta de la plaza del ayuntamiento y bajabas por la autovía, quedaran en el recuerdo gracias a nuestra querida Guardia Civil que se dedica a (con perdón) joder a ciclistas y carreras, en vez de otras cosas, como por ejemplo, poner orden en el Parque Central de Tres Cantos con borrachos y demás, aparte de otras muchas cosas.

El caso es que el circuito urbano tenía su miga, en seco sería muy bonito y rápido, ya que se baja a mil o se sube por una calle con un porcentaje tremendo, donde sí o sí, se rompería la carrera, pero en mojado………………..

Yo al menos, en mojado veía peligros por todas partes: pasos de cebra, rotondas, bordillos, charcos……………….así que decidí quitarle un poco de presión a las ruedas, tal y como hacemos en el ciclocrós.

Luego, junto con mis compañeros de equipo Markus y Miguel Ángel, di un par de vueltas al circuito constatando mis miedos. Y ya entonces me empezó a entrar el mal cuerpo.

Con mis compañeros de equipo.

Bajo un aguacero tremendo, nos llamaron a la salida y allí nos pusimos todos dispuestos a salir pitando en pos de la victoria. El caso es que la organización determino que diéramos 10 vueltas al circuito de 3,2 kilómetros y que la primera vuelta fuera neutralizada pero que contara al cómputo final.

Salida pasada por agua

Aunque dicho sea de paso, lo de la vuelta neutralizada sonaba a chiste, porque se dio la salida y todos enfilados a 40 por hora, subiendo y bajando. En aquel momento, que iba en las posiciones delanteras, pensaba que ir neutralizado era ir tranquilos y no a “pijo suelto” pero eso sí, sin ataques.

Llegamos al repecho y allí de neutralizado nada de nada, los gallos ya por delante, enfilando a todo el mundo, pasamos por meta, donde un juez justo en el medio dice que al pasar la curva se da la salida oficial, y cuando pasa el primero de la fila da el pitido y a toda pastilla, cuando ni tan siquiera había llegado el ultimo. Bien por los jueces!!!!!.

A toda pastillaaaaaaaaa.

Allí salimos esprintando, yo iba entre los 10 primeros y veo como los buenos ya se están posicionando delante, se estaba fraguando y lo veía venir. Pero bajábamos a toda pastilla y ya iba con miedo, así que a mitad de vuelta, me abrí  hacia un lado y deje que me pasara todo el mundo : me bajaba al paso por meta.

Los datos del Garmin

Y no era por falta de fuerza o ganas, era sentido común : mis niños, nochebuena, el agua, la clavícula………muchas cosas que me decía que me bajara y no me la jugara, ya habrá más carreras. Así que al paso por meta, el último y descolgado, me bajo. Al igual que otros muchos, no fui el único.

Mientras tanto, por delante, se forma el corte bueno : Turegano, Salchi, Sendin, Pispajo, Vela, Jorge Martínez, Lalo, Rebollo, Francisco Cervantes y Javier de Mariscos. El resto, persiguiendo.

Al final, se van tres por delante : Turegano, Iván Martínez y Pispajo, de los que saldría el ganador: el corredor local Raúl Turégano bajo un aguacero tremendo.

Yo al terminar la carrera, recojo los bártulos y para casa, como el miedo y el frio metido en el cuerpo. Cierto que he salido, pero como si no lo hubiera hecho. Me he mojado y punto, aunque estoy convencido y nadie me sacara de mi conclusión, que hice lo correcto.

Ahora, a pasar la Nochebuena, la Navidad, un par de días más………y dos carreras de ciclocrós en el fin de semana para cerrar la temporada de ciclocrós y casi la temporada invernal.

Felices Fiestas a todos.

Años Anteriores

Carrera : CX Coslada

Carrera: CX de Coslada
Lugar:  Coslada (Madrid)
Fecha: 22 de Diciembre de 2013

Buenas piernas, los mismos puestos de siempre.


El pasado domingo 22 de Diciembre, se disputo en la localidad madrileña, la quinta prueba puntuable del TFM de Ciclocrós de Madrid. Como suele ser habitual, antes de presentarme a una hora que aún no han puesto ni las calles, deje todo ok en casa, es decir, biberones, desayunos preparados y demás enseres de pequeñajos, para que este hobby deportivo, afecte lo mínimamente posible a mi familia.

Bien, allí que me presente a las 8:30 de la mañana, bajo un sol espléndido que empezaba a despuntar en el horizonte, pero un frio de narices, viendo temperaturas negativas en el termómetro del coche. La tiritona que me entro en el cuerpo mientras calentaba fue sonada.

Ya me habían hablado de este circuito, el año pasado, me rompí la clavícula dos días antes de la disputa de esta carrera (Año 2012) y en el 2011 no se celebró esta carrera, por lo que este circuito era nuevo para mí, ya que de las ediciones re-anteriores cambiaba de ubicación.

Y la verdad, este circuito………….bueno, hay que agradecer a Iván Martínez (Salchi) y toda su gente, la organización de esta carrera, pero en mi humilde opinión, mejorable en el trazado, quizá demasiada curva para mí y para muchos, lo que le hacía un circuito muy técnico.

Después de ver como los master 40-50-60 se zurraban en el circuito, todos decían que era muy complicado ya que había zonas donde la sombra hacia que las curvas estuvieran heladas, mientras que en las zonas donde daba el sol, empezaba a derretirse y hacerse barro. La elección correcta de la presión, sería muy importante…………..al menos para los que se juegan algo. Por mi parte, que soy del montón, meto o quito presión a ojo de buen cubero. Y ese día, decidí quitar un poco de presión, pero sin pasarse.

La carrera, empezó puntualmente  a las 10:30, y ya que salimos todos como alma que lleva el diablo esprintando como locos, el primer tramo todos enfilados, yo ahí en el medio, ni de los últimos ni de los primeros, y como suele ser en mí, la primera vuelta para mí, es la más difícil y agonística de todas, luego, te pones tu ritmo y ver hasta donde llegas.

Después de las primeras curvas/rectas, llegamos a la muralla, ahí donde la mayoría echaban pie a tierra y bajaban con la bici en la mano, mientras que otros como yo, me quería tirar montando, pero me fue imposible por el tremendo atasco de gente que había, seguro que según fueran pasando las vueltas, seria más fácil bajar en bici que andando. Dicho esto, buen resbalón me di bajando esa primera vez con la bici en la mano, un poco más, y bajo rodando. Pero conseguí pasarlo y seguir detrás de los que tenía delante.

Así que entre unas cosas u otras, se pasa la primera vuelta no sin antes, sufrir lo mío en el tramo final de escaleras, ya que dado los tornillos que tengo en la clavícula, la bici por el lado derecho no la puedo cargar en condiciones, así que tengo que hacerlo por la izquierda, algo que estoy empezando a entrenar, pero que lleva su tiempo.

Sufriendo con la bici a brazo cambiado.

Al pasar por meta, me cantan que aún quedan seis vueltas más, es decir, 7 vueltas a un circuito rápido y revirado, me tenía que haber traído la biodramina.

Pero bueno, ese día tenía buenas piernas, y además, iba a estela de un tal Jacob Frontelo, viejo conocido de las carreras, y pensé que era una muy buena rueda a seguir, así que me soldé a su rueda y hasta donde aguantara.  Y fue una idea magnifica, ya que a su rueda iba muy bien, me iba trazando las curvas y eso me sirvió de gran ayuda, ya que a su rueda pasamos a unos cuantos que iban ese día un tanto atrancados.

Buscando la rueda de Jacob Frontelo.

Finalmente, el pasó al dorsal 359, el cual yo me atranque un rato con el detrás suyo, mientras que mi guía se marchaba hacia adelante para conseguir un 11º puesto final, una lástima, ya que creo que a su rueda podría haber ido un rato más antes de reventar…………………

El caso, es que a esta dorsal 359 finalmente, a falta de 3 vueltas, conseguí pasarle, y cuando le consigo dejar de rueda e ir a por los que tenía delante, cometo un fallo de principiante y quito el plato grande en una zona de baches, y se me sale la cadena. No consigo meterla en marcha, así que me toca bajarme y meterla a mano, mientras que este dorsal 359 me pasa y me saca unos segundos que ya fueron totalmente insalvables para mí.

A partir de ahí con apenas dos vueltas y pico para terminar, veo que por detrás no veo a nadie que haga peligrar mi puesto y por delante, por más que aprieto apenas consigo reducir diferencias, por lo que las dos vueltas finales, intento no cometer ningún fallo y perder lo que tenía en ese momento.

Sorteando curvas y mas curvas

Al final, termino un puesto 17º, mi mejor puesto en lo que va de temporada en Madrid. Contento porque me salió buena carrera, aunque podría haberlo hecho mejor, un error de principiante me privo de seguir una buena rueda y quizá mejorar ese 17º puesto.

Pero bueno, las carreras son así…………………..

Una vez terminada la carrera, y después de saludar a mis padres brevemente, que se acercaron a verme competir, tocaba recogerlo todo a toque de corneta y salir echando virutas para llegar a las 12 a casa, tal y como había dicho, que luego tocaba paseo con la tropa, dar de comer a los peques y echarles a dormir la siesta, y eso es una prolongación de la carrera hasta lo menos las tres o las cuatro de la tarde, y eso sí, con una sonrisa de oreja a oreja, y por mucho que a uno le duelan las piernas……………aguantar sin inmutarse.

Los datos del garmin.

En fin, desde luego el resultado mucho mejor que la carrera anterior en Daganzo, que me demuestra, que aquel día no era mi día, sin embargo en esta carrera mucho mejor.

Luego tocaba descansar, que en apenas 48 horas, tocaba Pavo de Colmenar Viejo y la predicción del tiempo daban mucho agua…………………..veremos.

Hasta la próxima.

PD : Una vez más, dar las gracias a Nieves y a Rueda Lenticular por las fotos.

Años Anteriores
2010
2009
2008

lunes, 16 de diciembre de 2013

Carrera : CX Daganzo

Carrera: CX de Daganzo
Lugar: Daganzo (Madrid)
Fecha: 14 de Diciembre de 2013.

Las patas simplemente no iban.

Este pasado sábado se disputo el ciclocross de Daganzo, carrera que otros años tenia fama de "revienta ruedas" dado que es un circuito que tenia muchos bordillos o zonas de piedras sin sentido, pero este año, hadado un salto de calidad mas que evidente.

El circuito en si no tiene mucho misterio, es un circuito muy rápido, lo demuestra el hecho que dimos 7 vueltas cuando lo normal es que sean 4 o 5 vueltas. El circuito tiene la recta de salida en cuesta y la bajada de asfalto antes de entrar en la "senda de la poza" para volver por otro tramo de asfalto, dando paso a los tablones, luego a la zona de campa, la zona del rio, la zona del polideportivo, la recta "pedregosa" y meta. Poco mas. Pero repito, un circuito rápido y muy mejorado con respecto a años anteriores, lo que se agradece.

Para mi un acierto poner los tablones antes de los bordillos famosos, ya que obliga si o si a bajarte de la bici, lo que elimina el peligro de reventar rueda.

Aunque como todo, y a modo de critica constructiva solo dos en mi opinión. La primera es que la bajada de asfalto para entrar en la "senda de la poza" la sigo viendo peligrosa. Tuvimos la suerte de que el sábado estuviera todo seco y tuviéramos un dia tremendamente soleado, pero mi duda es como hubiera respondido los tablones y la moqueta con agua.

La segunda es la penúltima curva, antes de la "recta pedregosa", un poco estrecha y con peligro de irte al rio. Ahí la valla hacia poco.  Pero insisto, un circuito que poco a poco va creciendo en calidad y categoría, se nota que los organizadores escuchan a los corredores y es digno de alabar y agradecer.

Dicho esto, el dia comenzó para mi como siempre, tratando de dejarlo todo atado en casa para poder ir a correr con "relativa" tranquilidad, aunque hoy nada mas terminar, debería volver a casa como alma que lleva el diablo.

Una vez allí, y llegando el primero para certificar mi inscripción, tocaba darse una par de vueltas por el circuito viendo lo que acabo de comentar y dejando la bici que la llevaba bien limpita, hecha un asco. Después llegaron mi compañero Forrest y Victor, que junto con Jaime Oliva y Jorge Martínez, montamos la carpa del equipo, donde pudimos hacer rodillo tranquilamente.

Haciendo rodillo con un gran ciclista pero mejor persona : Jorge Martínez de Mariscos Castellar.

Cierto que al tener un dia soleado, la carpa no hacia mucha falta, pero al menos da imagen de equipo y todo suma. Después de calentar en el rulo y mientras lo hacíamos, ver la manga de los Master 40 donde un Daniel Lorca intratable gano de nuevo, nos tocaba a nosotros, los master 30 a las 10:30. Yo no tenia muchas esperanzas de tener buena parrilla, pero bueno, los pocos puntitos que saque en las dos carreras anteriores, me hicieron que saliera en tercera línea de parrilla, en vez de la cuarta habitual.

La recta de salida, un rampon de unos 300 metros para tener una curva de 180 grados, bajar a toda pastilla y a la "senda de la poza". Se dio el pitido de salida y desde la primera pedalada, note que no iba. Las piernas me las notaba flojas y me salio un sprint de salida lamentable. Ojo, calze bien el pie, el cambio iba perfecto......pero las piernas nada de nada. Asi que llegue casi de los últimos a la curva de 180 grados y de ahí a toda pastilla para abajo, donde el paquete y todos a mogollon entramos en la "senda de la poza", yo viendo el panorama me entro el "canguelo" y toque muchísimo el freno, ya que no quería jugarme una montonera y me paso mucha mas gente aun.

Como suele ser habitual, la primera vuelta suele ser la agonística, en este caso iba con el corazón sin ser capaz de subir el pulso como me chivo después el Garmin, simplemente no iba mientras que en la "senda de la poza" había un autentico atasco, ya que la mayoría íbamos por la senda, otros por la maleza y otros por donde podían. Una vez fuera de la senda, volvemos por otro tramo de asfalto hasta los tablones, donde me seguía pasando gente y donde mi mala transición en dichos tablones, me baje mal, y la bici me golpeo una rodilla. Me seguía pasando gente. En ese momento, estaba deseando que pasara algo para poder bajarme de la bici, ya que no iba. Apenas llevaba 3 minutos de carrera e iba realmente mal.

Primer paso por los tablones y la falta de tensión es mas que evidente.

Pero a la altura de la zona del rio, parece que empece a ir mejor, me pegue a un grupito y poco a poco me iba acercando a ellos. Eso me animo y empece a remontar posiciones las siguientes 2 vueltas, y quizá en un par de adelantamientos (a Araque y a Fernando de Bobruc) quizá sobre el limite de lo ético, asi que desde aquí (y ya lo hice en persona) mis disculpas, ya que lo hice sin darme cuenta.

En la zona del rio.

El caso es que iba en la posición 19 (según me iba cantando mi compañero Forrest) y a los de delante ni los veía realmente cerca, y aunque a mis perseguidores les sacaba un buen trecho, simplemente desconecte de la carrera. Las malas sensaciones físicas las tenia, y aunque quería dar mas, no podía. El corazón no me subia de pulso y me notaba que iba atrancado. 

De nuevo en los tablones en las vueltas finales.

Quedaban casi 3 vueltas y empece a pensar en la carrera del dia siguiente en Fuenlabrada. Levante el pie de forma descarada, aunque no me abandone totalmente, decidi tomarme el resto de la carrera como de un buen entreno de calidad, aunque si alguien me pasaba, no iba a luchar por la posición ni tampoco la lucharía por recuperarla, no tenia ni ganas ni fuerzas, pero al menos intentaría que no me doblaran y completar la carrera.

La gráfica de la frecuencia cardíaca no miente : empecé fatal y de ahi todo torcido.

Cosa que pude hacer, de hecho detrás de mi, en la ultima vuelta no venia nadie, ya que a todos los de detrás los habían doblado, por lo que la vuelta final, me la tome con mucha calma y terminándola a mi ritmo. 

En la última vuelta, sufriendo.

Finalmente, el puesto 26 de 38 que terminamos la carrera y a casi 7 minutos del primero. Luego, a desmontar la carpa a toda prisa, cargar el coche y salir pitando a casa para ir al concierto de coro de mi hija a las 12:45, y fue llegar a casa a las 12, llevar a mi hija a la casa de la cultura y volver corriendo a casa, para que mi mujer pudiera ir al concierto, mientras tanto, me tocaba bañar al resto y preparar la comida, que luego, había que llevar a toda la familia al cine con los abuelos. Es decir, un no parar y yo con un dolor de patas que no me sostenia, pero eso si, con una sonrisa de oreja a oreja y que "aquí no pasa nada, estoy perfectamente".

Como conclusión, no me vi en carrera en ningún momento, prefiero pensar que fue un entreno de calidad, otra carrera a las piernas y todo suma. Lo mejor, fue ser capaz de llegado el momento de no bajarme (que habría sido lo fácil) y levantar el pie lo suficiente para pensar en el dia siguiente. Espero que vengan días mejores........

Por cierto, aprovecho la ocasión para dar las gracias a Nieves por su blog y lacantidad de fotos que nos hace de modo altruista y que ilustran todos los post de esta temporada de ciclocross. No dejéis de pasar por el blog y agradecerle su labor con un comentario, que seguro que le hace ilusión.


Hasta la próxima.

Años Anteriores
2009
2008

lunes, 2 de diciembre de 2013

Carrera : Pavo de Ciempozuelos

Carrera: Pavo de Ciempozuelos
Lugar:  Ciempozuelos (Madrid)
Fecha: 1 de Diciembre de 2013

Mucho esfuerzo para tan poco premio

Un primer domingo mas de Diciembre, se celebro la que comienza a ser ya, tradicional carrera del pavo de Ciempozuelos, en el mismo circuito de siempre, con las mismas rotondas de siempre, con las mismas curvas de siempre y con los mismos baches de siempre. Y un año más, allí estuvimos unos cuantos jugándonos el tipo, porque carrera lo que se dice lenta, no es. Ni mucho menos.

Lo más destacable para mi fueron dos cosas, la total ausencia de caídas y la estupenda idea de las inscripciones : 2 kilos de comida no perecedera que son donados a la ONG correspondiente. Si se piensa bien, un contrasentido, porque luego reparten pavos a diestro y siniestro, que bien podían ser donados a algún comedor social, pero claro, entonces nos quedamos sin premios. Yo si cazaba pavo como en alguna ocasión anterior, tenía claro que iba derecho a la parroquia de mi barrio, donde darían buena cuenta del pavo el día de Nochebuena para la gente sin techo o sin recursos.

Como se iba a anunciando, este pavo tiene dos mangas. Normalmente la primera suele ser las féminas, junior, cadetes y los Master-40-50-60.  Donde año tras año, los master-30 imponen su ley y acaban llegando normalmente ellos solos reventando a todos los demás corredores del resto de categorías. Este año no iba a ser menos, y el ganador de esta manga fue Juan Manuel Gallego “Lalo”, buen amigo mío y que me alegro enormemente por él. Al igual que por mi compañero Miguel Angel Garcia del Toro, ganador de su categoría en Master-50.

Mi compañero M.A. Garcia del Toro, vencedor en Master-50

Después, nos tocaba a los Master-30 junto con los Sénior (2 participantes), junto con los Elite, Elite-Sub 23 y Pros (este año cero profesionales). En total creo que salimos más de 50 corredores en esta manga, que para el circuito que es, un numero más que de sobra para que tengas que currártelo a base de bien para sacar algo en claro. Por cierto, cabe destacar como espectadores de lujo a Luis Pasamontes y Carlos Barredo, los cuales, tengo el placer de conocer de salir con ellos en la grupeta de Sanse.

Con todo un ganador en Los Lagos de Covadonga : Carlos Barredo

Bien, con cierto retraso sobre el horario marcado por la organización (primer manga a las 11, segunda a las 12), salimos cerca de las 12:20 dispuestos a dar 15 vueltas en modo Moto GP, y a fe que así lo hicimos, ya que al final marcamos casi 40 de media, con arreon y sprint en cada curva.

Esta vez, no salimos esprintando como en el ciclocrós o como en el Memorial Isabel Clavero de la tarde anterior, pero casi. Se salió rápido y desde el primer momento, intentos de romper la carrera a punta pala. Yo me propuse intentar no (y con perdón) no cagarla como la tarde anterior y conociendo bien esta carrera, el 90% de las veces se llega al sprint, pero no en el de meta, si no en la rotonda previa a la Gymkhana final. Pero claro, una cosa es el planteamiento, y otra muy distinta el resultado.

Procuraba estar delante, es una premisa básica, y rápidamente se hizo una fuga de un par de corredores que duro un par de vueltas, incluso tomaron cierta ventaja que algún espectador empezaba a decir que se iba el caballo, aunque era demasiado pronto. El caso, es que alguno se puso nervioso y creo que fue en la tercera o cuarta vuelta, comenzó a haber arrancadas para neutralizarlos cosa que así sucedió. Más tarde, un esplendido Daniel Martinez, arranco con su fuerza habitual, con Alvaro Martinez (Elite del Ciclos Corredor) y conmigo a rueda, que apenas conseguimos 10-15 metros pero rápidamente nos pusimos a relevos, pero la cosa un fue mas allá de escasa media vuelta.

Yo lo intente un par de veces más entrando en la gymkhana de meta en primera posición y a la salida de la misma arrancando en la salida, pero nada. Incluso una de ellas, casi me llevo a un guardia urbano por delante, ya que el tío estaba viendo la carrera desde dentro del circuito, la voz que le di me debió oír todo el mundo. Por un momento, me vi como Jalabert en aquella llegada del Tour de Francia y aquel gendarme haciendo fotos………….

Y en otra que le di más continuidad, me remato Raúl Turégano y casi le sale bien la jugada. Al terminar me decía que le sabia mal haberlo hecho, pero para nada, lo hizo muy bien y casi le sale perfecto. Yo lo hubiera hecho igual.

Arrancando con todo al paso por meta.

Otro hecho destacable, es que durante un par de vueltas, pasamos con una ambulancia metida dentro del circuito, enfrente de la residencia de ancianos lo cual, deduzco que a alguna persona mayor tenía que ser evacuada con urgencia (ojala que nada grave ni fatal), pero que si ya de por si le da un plus, esto un pelín más.

A todo esto, a falta de cuatro vueltas, Ivan Martinez (Salchi) arranco y de hecho se fue con mucha fuerza, andando escapado casi dos vueltas. Mientras, yo a falta de 4 vueltas pase una mini crisis, después de tantas vueltas estando delante, arrancando y demás, con lo que me vi al fondo del pelotón en un plis.  Pero conseguí rehacerme.

Apurando en las curvas.

A falta de tres vueltas, empecé a tratar de ir remontando posiciones y poco a poco lo iba consiguiendo pero avanzaba muy lentamente, íbamos muy enfilados y las fuerzas empezaban a estar muy justas. Así que ya en la última vuelta,  en la rotonda previa a la recta de bajada antes de la Gymkhana hubo un cierto parón, que aproveche para meterme de lleno delante otra vez, después en la recta de bajada pude avanzar por la derecha, aunque eso sí, yo solo y comiéndome todo el viento de cara, pero todo por recuperar posiciones y llegue sin fuelle al sprint de la rotonda.

Ya en la rotonda, la gente arriesgando. Delante de mí, por dos veces casi se van al suelo.  Primero Ivan Muñoz del Team Foro Ciclista (creo) de tanto tumbar toca el pedal con el suelo y luego en la última curva Carlos Muñoz de Mariscos Castellar más de lo mismo. A alguno se les puso de corbata………..a mí el primero. Pero como vas con tensión y enfilado a tope hasta meta. Al final, 7º en meta y 5º de Master-30. Contento porque he estado muy metido en carrera y peleando hasta el final por mis opciones, en el claramente, carrera del pavo más fácil de todas.

Los datos del Garmin no mienten........eso creo.

Luego, ya cambiado tocaba ver la entrega de premios y esperar si me “caía” algún pavo, cosa que no fue así. Aunque no entiendo bien el reparto que hizo la organización al respecto, ya que no es lo mismo que en una categoría corran 3 corredores y los tres tengan pavo, y que en otra corran 40 tíos y solo haya tres pavos. Pero como todo, cada cual con su carrera y premios hace lo que le viene en gana, y no me parece ni bien ni mal, solo es una opinión. Yo desde luego, habría obrado de manera distinta, pero hasta que no organice una carrera del pavo, pues mi opinión no va a ir más allá.

Los premios en forma de pavo.

En fin, ahora a descansar un par de semanas, antes de afrontar las 3 semanas finales con otras 6 carreras, cuatro de ciclocrós y 2 pavos.

Hasta la próxima.

Años Anteriores

Carrera : Memorial Isabel Clavero

Carrera: Memorial Isabel Clavero
Lugar: Heron City de Las Rozas (Madrid)
Fecha: 30 de Noviembre de 2013

 Los errores se pagan

Este último sábado de Noviembre, se disputo como suele ser habitual en los últimos 24 años, la vigésimo tercera edición del Memorial Isabel Clavero. Carrera dura y agonística donde las haya, no por la dureza del terreno en sí, ya que el circuito no tiene misterio, apenas 1200 metros de cuerda en un casi rectángulo, donde se sube, se baja, se gira o dejas el hígado en la carretera, no hay otra.

Siempre se disputan dos mangas, una primera para los Sénior, Master-30 y Master-40, para luego dar paso a los profesionales. Nosotros teníamos que dar 15 vueltas, es decir, 18 kms de carrera con el corazón saliéndose por la boca.


Para ello es fundamental el calentamiento para esta prueba, ya que casi se sale como en el ciclocrós : esprintando. Así  que cerca de una hora antes, me presente en el Heron City de Las Rozas para tramitar mi inscripción con calma, asignándome el dorsal 55. Después de eso, cerca de media horita antes, empecé a calentar dando vueltas al circuito en compañía de mis dos compañeros de equipo : Victor Taborcia y Angel Garcia. Ambos debutantes en esta carrera y aun no sabían lo que se les venía encima.

Después de unas cuantas vueltas y unos cuantos acelerones en la subida para entrar definitivamente en calor y subir el pulso, tocaba irse a meta, donde por casualidades de la vida, me conseguí posiciones en primera línea de salida. Tenía el propósito de procurar estar lo más adelante posible en la carrera, ya que mucho de lo bien o mal que lo haces aquí, es precisamente por donde te vayas colocando. Si vas delante, te van estirando en cuello, pero si vas detrás, aparte de ir estirando el cuello te vas comiendo todo el látigo y remontar posiciones desde ahí detrás es francamente difícil. Así que la idea era clara, estar delante y veremos a ver qué pasa.

Se acercaba la hora de la verdad.

Se dio el pistoletazo de salida con más de 50 corredores en línea de salida (53 concretamente creo), y como era de proveer se salió esprintando como en el ciclocrós, pero estaba delante, entre los 10 primeros. Se encara la primera subida y se aprieta el tema, pero me siento bien estoy delante y de momento, no sufro. Es decir, la primera vuelta, la que siempre digo que es la agonística ya que sales de cero a mil por hora la he pasado bien. Comienza la segunda vuelta y más de los mismo, arreon por aquí y arreon por allá. Pero ahí estoy, delante y atento a cualquier movimiento.

Atento en cabeza de peloton

Y llega la tercera vuelta, mi tumba. Comenzamos la tercera a vuelta a mil, llegamos a la zona de abajo del circuito, giramos, empezamos a subir y a mitad de subida alguien arranca (no sé quien fue, ya que tengo esos recuerdos un tanto borrosos) pero el caso es que viendo la jugada salgo a por él, le cojo rueda relativamente fácil, miro para atrás y veo que no sale nadie más, así que voy y remato la faena. Me digo que a tomar por saco, para adelante y hasta donde lleguemos. Me voy solo y llego arriba con unos metros de ventaja.

Paso por meta para empezar la cuarta vuelta totalmente solo (casi levanto los brazos, ya que esto es lo más cerca que voy a estar de la victoria en esta carrera y en todas),  así que tomo la curva en plan ciclocrós, sin dejar de pedalear. A la salida de la curva de 180ª vuelvo a esprintar para seguir sacando metros, y cuando empiezo a bajar veo que alguien ha saltado y que va entre dos aguas, pero no me quitan terreno. Así que aprieto todo lo que puedo. Llego a la curva de abajo y en la subida voy a tope, miro para atrás y veo que viene el paquete pero no excesivamente rápido, pero yo ya empiezo a atufarme. Vuelvo a pasar por meta solo, pero ya noto que vienen los bisontes a toda pastilla, así que cuando volvemos a bajar me dejo coger ya que vienen a tope. Al menos, vuelta y media escapado.

El arreón y a tope.

Y como suele suceder, ahora viene lo duro de verdad, que es aguantar el tirón del paquete. Y sufrí lo mío en las dos vueltas siguientes, ya que poco a poco, iba perdiendo posiciones en el paquete pero me retorcía encima de la bici para no perder comba y lo iba consiguiendo a medida que iba consiguiendo recuperar. Pero claro, la cosa por delante era otra guerra, ya que arreones por aquí y arreones por allá, por delante se fueron tres corredores : Carlos Sendin, Civantos y el Culebro. Y por detrás, se corto la cosa y me pillo el corte.

La jugada por delante, ni la vi. Pero por detrás si, y trate de reaccionar aunque tarde. A pesar de que iba recuperando posiciones y sensaciones, el corte ya estaba hecho y entre unos y otros conseguimos estabilizarnos respecto al pelotón a escasos 150 metros. Yo me iba encontrando mejor, pero la carrera estaba por delante y yo ya iba en seguir dándolo todo, terminar y saber que lo he intentando al menos.

Así que en la vuelta 11, al paso por meta, con el pelotón a 150 metros, los jueces nos dicen que estamos fuera de carrera. No les hacemos ni caso, ya que no nos habían doblado y tampoco los escapados nos cogían, así que no hicimos ni caso y dimos otra vuelta, pero de nuevo al paso por meta, nos lo volvieron a decir y ahí pensamos la mayoría que mejor dejarlo ya que estos jueces son capaces de tomarte la matricula y ponerte una sanción de un mes, con lo que las carreras de diciembre peligraban. Y ahí se acabo nuestra carrera.

Mientras tanto por delante, el trió de delante se jugarían entre ellos la victoria, siendo el más rápido o el más listo o el más fuerte Carlos Sendin, seguido de Civantos y tercero Culebro (ojito con el este año).Por mi parte, acabe la carrera muy bien, ni rastro de esa típica tos del esfuerzo, lo que me indica que mi cuerpo gracias al ciclocrós ha soportado muy bien el esfuerzo. Y lo dicho, me fui con la satisfacción de haber arrancado con mucha fuerza (en muy mal momento eso sí) y disfrutar de vuelta y media escapado. Luego el Pispajo me comento que me vio muy bien y que tuvieron que pegar un buen arreon para pillarme, que les costo. No sé si será verdad, pero desde luego sus palabras son un trofeo para mí.


Con Antonio Martín "Pispajo", gran ciclista y mejor persona.

Los datos del Garmin no mienten....creo.

 La pena de esa arrancada, es que fuera yo solo, si detrás de mi hubieran salido 2-3 corredores, podíamos habernos juntado y haber hecho camino. Una verdadera lástima. En fin, solo tocaba recoger la cesta de navidad y volver a casa para estar en casa a las 6, justo a la hora que se levantan de la siesta los peques, para después paseo/compras con mi mujer y los peques, con un dolor de patas descomunal, con un cansancio que me pedía el cuerpo a gritos tirarme en el sofá, pero eso sí, con una sonrisa de oreja a oreja y como si estuviera al 100%.

Al día siguiente más : carrera del pavo en Ciempozuelos.

Hasta la próxima.

Ediciones Anteriores

Año 2007
Año 2008
Año 2010
Año 2011

martes, 26 de noviembre de 2013

Carrera : CX Avila

Carrera: CX de Avila-Avibike
Lugar: Parque El Soto (Ávila)
Fecha: 24 de Noviembre de 2013

No se dio mal.

Ayer domingo tocaba madrugón, había que ir a correr a Ávila y aunque mi carrera era a las 12, había quedado con mi compañero Forrest a las 7 de la mañana dado que el corría a las 10.Asi que…………

Me levante pronto, con una sensación de cansancio brutal, después del día anterior donde literalmente no pare un minuto. Pero el día empezaba igual de estresante : biberones, maleta, bici y salir corriendo.

Así que más pronto que tarde, llegue al punto donde quede con Forrest y después de meter en el C-3 las dos bicis, las dos ruedas, las mochilas y demás bártulos, carretera y manta hasta Ávila que en poco más de una hora estaríamos por allí. Según íbamos nos dimos cuenta que hasta la Sierra hacia un sol esplendido, mucho frio pero sol al fin y al cabo, pero fue pasar el túnel del Guadarrama y la cosa cambio radicalmente, nubes, niebla, un poco de lluvia y mas frio si cabe.

Ya llegando a Ávila, parecía que las previsiones meteorológicas se cumplirían con nieve durante la carrera, pero ya lo averiguaríamos. Fuimos de los primeros en llegar, así que pudimos hacer las inscripciones tranquilamente y encontrarnos con otro compañero de equipo, Amador, que se fue allí a pasar la noche con la familia aprovechando que “el Pisuerga pasa por Valladolid”. Así que allí los tres primeros nos tomamos un café (ellos, yo un cola-cao), reconocimos el circuito andando y luego en bici. Ya que ellos corrían dos horas antes que yo, me ofrecí a que hasta última hora estuvieran con los abrigos y que me los dieran casi antes de salir, aparte de hacerles algunas fotos.

El vencedor de esa manga fue claramente, Marcelo Adán Sosa (Team Sierra Integral) seguido de Carlos Esteban (CC Escurialense). Mi compañero Forrest un meritorio 12º puesto y Amador, dado que arrastra un catarro, se tuvo que bajar al poco de comenzar la carrera con problemas de respiración. Una bonita carrera aunque con poca participación, apenas 22 corredores.

Después le toco el turno a las féminas y los cadetes, y mientras estos corrían me tocaba empezar a prepararme. Primero salí a calentar de largo y darme otras 2-3 vueltas al circuito, una de ellas, detrás de dos corredores M30 del equipo Molero Bikes, y la verdad, como se nota que el que sabe………..sabe mucho. Me llevaron en ese calentamiento con la lengua fuera, pero eso sí, aprendiendo de cómo tomar las curvas, donde apretar, donde ponerse de pie………fue una clase particular de ciclocrós. Había que tomar buena nota.

Luego, al poco de echarnos los jueces del circuito, tocaba seguir rodando por allí, pero esta vez ya de corto, con la crema calentadora por las patas y con el anorak hasta arriba. Así hasta que nos llamaron a las 11:45 para salir en nuestra manga. Yo al tener el dorsal 99, esperaba tener una buena parrilla de salida y de hecho, así fue. Estaba en segunda línea de salida y con una buena recta de salida de casi 250 metros. Por cierto, iba con el traje del equipo Ciclo Speed de hace 2 años, el verde y negro que es con el que mejor me encuentro y mejor sensaciones me da.

El caso es que se dio el pitido de salida y allí que salimos todos como alma que lleva el diablo y que queréis que diga, hice una salida magnifica, ya que remonte muchos puestos en el sprint de salida llegando a la primera curva en cuarta posición, primero tocaba un par de curvas a mano derecha antes de encarar los tablones. Y aquí tuve un poco de mala suerte, ya que iba detrás del dorsal 93, y cuando nos abrimos para bajar de la bici y saltar los tablones, este dorsal 93 se trastabillo un poco, tuve que parar un poco porque si no me lo comía por completo, y ese parón hizo que 5-6 corredores me pasaran por la derecha.


A partir de ahí tocaba aguantar la primera vuelta, la agonística. Y no lo pase mal, aunque terminando la primera vuelta, me paso Carlos Bueno de Enbici que hizo un carreron y termino sexto al final.



Yo mientras tanto iba rondando el puesto 10-12, es lo que me iba cantando Forrest “desde la banda”. Oscilaba los puestos por que en la zona técnica me pasaba algún corredor pero luego en la recta de meta les volvía a pasar y en esas estábamos todas las vueltas.


Aunque a mí las dos últimas vueltas (de 7 en total que dimos) se me hizo un poco larga. Es decir, fui de más a menos. En esto que a dos-tres vueltas del final me pasa Francisco Andrés Fernandez del Bobruc (que estamos puesto arriba/puesto abajo juntos en todas las carreras) y me saco unos metros que ya no pude recuperar. Mientras tanto, tenía por delante a Samuel Gerso, que le conozco de las carreras de Ciclocrós de Madrid (aunque lleva un par de años sin bajar y era de los buenos, que ganaba carreras y generales) y le tenía por delante, al cual poco a poco le iba ganado terreno (no es el que era), pero era una motivación para exprimirse.


Así que en la recta de la última vuelta le pase y le gane el puesto.  Debió de hundirse un poco y yo motivarme también un poco, ya que al final le saque 10 segundos.


Al final un 13º puesto con buen sabor de boca, pero con la sensación de que me falta un puntito aun. Empecé muy bien las cuatro primeras vueltas, pero las 2-3 ultimas se me hicieron un poco largas y me vine algo abajo donde perdí 2-3 puestos y se me fue el top-10. Pero en líneas generales muy contento. Un buen entreno de calidad.


Por cierto, el circuito una pasada, 100% campa, apenas pegas a un circuito de ciclocrós de verdad. Cierto que había algún que otro agujerito, pero nada que no se arregle con una pala para futuras ediciones. Si tengo que decir algo en contra, y como crítica constructiva, el circuito quizá algo rápido, ya que tuvimos que dar 7 vueltas al mismo. En mi opinión demasiadas. Si este circuito lo tocaran un poco para que esas 7 vueltas se bajaran a 5 o 6 como mucho, sería perfecto.  Pero vamos, a la organización un 10.

Si los que leen estas líneas el circuito de Boadilla les encantó (a mi mismo), este le supera con mucho. Si se sigue haciendo, esta carrera es fija en mi calendario. Por cierto, gano Ivan Martinez de Salchi.


También una pena que se acercara poca gente de Madrid, creo que en mi manga salimos cerca de 35 corredores. Y eche en falta a mucha gente buena, desconozco los motivos (me suena que coincidía con alguna otra) pero se han perdido una buena carrera.

Nada más terminar, tocaba recoger los trastos a toda prisa para estar en casa las 14:30 como prometí a mi mujer. Así que a las 12:55 salíamos de allí con todo recogido y los deberes hechos, para llegar a casa a las 14:25, con la carrera hecha, el pan comprado y con una sonrisa de oreja a oreja a pesar del cansancio, dolores o lo que sea. Y además, esa tarde tocaba visita en casa, es decir, segundo sector del día……………

Las próximas citas son el sábado 30 en el Memorial Isabel Clavero, una carrera que siempre me sale muy pero que muy mal y el domingo 1 en el Pavo de Ciempozuelos, que en esta sí que he sacado buenos resultados. Pero bueno, ahora tocar dejar la bici de cx colgada cerda de dos semanas antes de volver al barro el día 14 en Daganzo.

Hasta la próxima.