lunes, 21 de noviembre de 2011

CX Boadilla del Monte

Soy el Pupas, el año que viene me visto a rayas rojas y blancas.

Este sábado pasado, se disputo el primer trofeo de Ciclocrós de Boadilla del Monte (Madrid), y la verdad es que han diseñado un circuitazo, bonito y duro. Aunque en mi opinión, tienen que pulir tres detalles para el año que viene, uno es la entrada al campo desde la recta de salida, el bordillo antes de entrar en la zona técnica y quizá sobra alguna chicane en plena recta antes de los tablones. Por lo demás, un circuito de 10.

Cartel de la carrera.

Bien, después del batacazo físico de hace quince días en la carrera de San Sebastián de los Reyes, esta carrera me tendría que servir para dilucidar si lo que paso, fue simplemente un mal día o por el contrario, voy bien.

Esperaba hacer una buena carrera, estuve toda la semana entrenando lo que debía, incluso, el día anterior que tenía que salir a rodar suave con algún que otro acelerón, me tuve que ir frenando, por que el cuerpo me pedía que diera mas caña, es decir, tenía unas magnificas sensaciones, tenía hambre de bici y alegría en el pedaleo, además, la moral por las nubes.

Ya el mismo día de la carrera, me presente allí pronto, para hacer la inscripción con tranquilidad y ver el circuito, que prometía, ya que durante toda la semana, iba leyendo en Foromtb que era un circuito rapidísimo.

Foto con los colegas Carlos Muñoz de Goerna y Jorge Martínez de Mariscos Castellar.

Y a fe que era cierto, un autentico circuitazo, a mí personalmente me encantó, ya que era muy parecido a lo que suelo entrenar en el Parque Central de Tres Cantos, con zona de campa, zona técnica, escaleras, rectas de caminos, trozos de asfalto……………vamos, que no le faltaba de nada. Y además, en el calentamiento estaba muy bien, me encontraba con ganas.

Ya en línea de salida, después del carreron de Sanse, me tuve que buscar la vida y pude avanzar algo en la parrilla de salida, pero estaba de los últimos, en el lateral derecho, donde esperaba poder hacer una buena salida y remontar muchos puestos.

Además, era una carrera para hacerla con cabeza, nada de cebarse a las primeras de cambio por que se podía hacer luego muy largo.

Se dio la salida y esprinte con fuerza, y antes de llegar a la primera curva, después de la larga recta de salida, pude colocarme entre los 15 primeros, no estaba nada mal, ahora tocaba aguantar el acelerón inicial, perder alguna posición y luego ir de menos a más. Esa era la táctica.

La cosa iba bien, la primera zona de campa se paso más o menos bien, todavía estábamos todos apelotonados, con lo que a veces pasabas a uno y a veces te pasaban, así discurrió casi toda la primera vuelta, pero antes de terminar había que subir el repechon (donde mucha gente se atasco), afrontar los 100 metros de asfalto, giro a la izquierda y entrar en la última zona técnica del circuito.

Pero claro, no todo iba a ser de color de rosa.

En ese giro a la izquierda había un bordillo en medio, donde o bien podías pasar por encima y girar, o abrir en la curva (y dejar la puerta abierta para que te pasen unos cuantos) para bordearlo y girar. Elegí lo primero, ya que esa clase de bordillos, me los encuentro entrenando.

Bien, lo salte sin dificultad, pero al hacer el giro me pase, se me clavo la rueda delantera y salí de orejas por encima de la bici. Hale, al suelo. Me levante rápido, me monte y me dispuse a arrancar, pero el tema no iba.

En plena avería con la dichosa cadena.

Se me había salido la cadena, y mientras tanto la gente pasándome. Me tuve que bajar y me puse en un borde del camino, tampoco era plan de molestar a los demás, pero no solo se salió la cadena si no que además, se engancho con los radios. Trate de arreglarlo pero nada, la cadena se había atascado, tuve que quitar el freno, sacar la rueda y volver ponerla.

Ya me había pasado todo el mundo, de hecho, estaba más solo que la una. Volví a arrancar, y según pasaba la zona técnica me di cuenta que no había puesto el freno trasero. Pues nada, al pasar el tramo de escaleras antes de montar lo pongo y listo. Pero no, al poner el freno se me atasca la rueda, ya que la había puesto mal al tener que sacarla/ponerla antes. 

En la zona técnica previa a las escaleras.

En la zona de escaleras.

Los nervios y la desesperación me atacan con fiereza, no puedo sacar el freno, pero tanto los hermanos Salvatierra (Paco y Emilio) como Enrique Aguado (Enbici), están de espectadores de esta manga y acuden a mi rescate, me sacan el freno, ponen bien la rueda y vuelven a poner el freno. Me tranquilizo del todo, ya que por lo menos había perdido 4-5 minutos en todo esto. Hale, la carrera a la basura.  (por cierto, muchísimas gracias a los Salvatierra y a Enrique, todo un detallazo).

Los espectadores al rescate.

Paso por meta, cuando están a punto de dar salida a los cadetes, me pongo en un lado para no estorbarles, ya que salen sprintando y yo voy con la cabeza en otro lado, además, paso a Mibiki de Enbici, que va con la bici a cuestas, creo que rompió el cambio. Bien, ya no soy el último.

Paso por la primera zona de campa, y en cada curva me salgo, he perdido el toque y además, la bici no va bien, por lo que según me acerco a boxes, le grito a Gustavo, el director de Mariscos Castellar, para que me prepare la otra bici, que voy a cambiar. Pero nada, está haciendo fotos, ya que creía que había pasado.

Llegando a Boxes.

Llego a boxes, y a grito pelado llamando a Gustavo, que cuando se dio cuenta, rescato mi bici de debajo de otras 3, cambio de bici y salgo disparado. Objetivo, hacer un entrenamiento de calidad, y a ver a cuantos pillo.

Cambio el chip, me digo que a tomar por saco, y me pongo a tope desde ya mismo. Hasta donde llegue. Al final, adelante a 8 corredores y termine en el puesto 41.

Después, ya en la penúltima vuelta los 5 primeros me doblan, y llego a meta con la sensación que tenía muy buenas piernas, que podía haber hecho una buena carrera pero que la dichosa avería mecánica me la ha jugado.

En las escaleras de la zona técnica.

Cierto que la caída culpa mía, pero de ese tipo de caídas, la cadena se engancha con los radios 1 de cada 100 veces, pues bien, me toco esa 1 vez.

Dios mío, otra puñetera avería mecánica.

En fin, ahora a pensar en el próximo finde, donde hay carrera el sábado y el domingo. El sábado, el Memorial Isabel Clavero, una carrera donde jamás he hecho nada decente, es más, esta carrera la tengo atravesada. Sin embargo, la del domingo, el pavo de Ciempozuelos, cambia la cosa, ya que he sacado muy buenos resultados allí, aunque bien es cierto, que es un circuito, que como este mojado, yo no corro.

En fin, veremos a ver qué tal. Hasta la próxima.

 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jo siempre te pasa algo,no se como te apañas, venga !animo!

salva dijo...

Yo cambie el nombre de mi blog con algo mas acorde a la realidad, vete pensando uno para el tuyo (PercancesUCIproTour, Globepajaras, etc). Nos vemos en el Escorial que este me lo salté (y encima me decis todos q molaba el circuito). Alli la liamos Sergio!!
Dale duro.

Anónimo dijo...

Hola Sergio,

Soy Andrés del Pozo, que después de mucho leer tus crónicas en tu blog, tuve el honor de conocerte el otro día en un centro comercial.

Con respecto a esta carrera, que te voy a decir, a seguir peleando, que al final todo esfuerzo da su resultado y no siempre el resultado es una victoria o un buen puesto. A veces es más interesante el camino que la meta.

Como me dijeste que solías entrenar por la noche, te comento que este jueves sobre las 21.45 quiero salir con un compi desde Las Tablas dirección Colmenar con la bici de montaña. Si te animas y quieres salir un rato con la de montaña un poco más tranqui de lo normal, ya sabes.

Un saludo y de todas formas, mucha suerte en las próximas carreras.

SMM dijo...

Anonimo : Ya te digo.

Salva : No vas a Daganzo?. Nos vemos en el Escorial, menudo circuitazo te perdiste.

Andres : EL jueves nos veremos por el carril, pero tranquilo creo que no me toca. Igualmente en todo lo demas. Gracias y bienvenido al blog.

Gracias por vuestros comentarios.