viernes, 16 de noviembre de 2012

Un dia cualquiera.....(II)

.....te pasa de todo encima de la bici.
 
Ayer Jueves me tocaba entrenamiento de CX, ademas, habia quedado con mi compañero de equipo Forrest, otro que hace CX, para en mi zona de entrenamiento (Tres Cantos), hacernos un entreno de calidad en plan carrera.
 
Pero ayer era de esos dias en los que todo se tuerce.
 
Ya cuando estamos entrenando, y llevabamos apenas 20', resulta que pincho en mi rueda trasera, nada raro cuando se trata de CX, me dispongo a arreglar cuando me doy cuenta que me he dejado la bombona de aire comprimido en casa. No hay problema, dejo a Forrest dando vuentas por el Parque Central de Tres Cantos, mientras vuelvo a casa con la rueda pinchada.
 
Llego a mi casa y en vez de cambiar rueda, prefiero cambiar de bici y salgo con la Orbea, que estaba reservando para la carrera del sabado. Bici recien ajustada, limpita, engrasada, ajustada.........en fin, lista para correr, pero bueno, tampoco viene mal sacarla para ver que todo esta OK.
 
Bien, salgo de mi casa y vuelvo por la calle que me lleva directo al parque central de tres cantos, apenas 5 minutos, pero poco antes de llegar, resulta que me adelante un coche rojo, concretamente un Seat Ibiza, conducido por una señora, cuando de repente, sin poner el intermitente, gira a la derecha sin previo aviso, es decir, me hace un cerrojazo. Hale, estampado contra el coche.
 
Me di un revolcon en el suelo, afortunadamente no me paso nada ni aparentemente a la bici tampoco, pero el cabreo con el que me levante del suelo era monumental. La señora, se tomo su tiempo para salir del coche, y salio diciendo que no me habia visto y que si podia hacer algo por mi. Eso de pedir cuando menos perdon, nada de nada.
 
La mande a la mierda directamente, vi que a mi no me habia pasado nada, ni un solo rasguño. Y que la bici esta 100% al menos aparenemente, asi que cogi la bici y me marche, no sin darle una charla a esta conductora, y menos mal, por que os aseguro que su actitud no era de pedir perdon y tenia una ganas de soltarla un buen guantazo.
 
Pero aqui no termina la cosa, me engancho con Forrest para seguir entrenando, ya iba un poco encendido, asi que dimos un par de vueltas mas por el parque central a ritmo de competicion. Ya en la ultima vuelta que ibamos a hacer, Forrest va delante marcando el camino, voy frenando en una cuesta abajo, cuando de repente oigo un chasquido y noto como la direccion se me bloquea.
 
La bici empieza a darme bandazos, la bici no me frena, no puedo girar, saco un pie del pedal y veo al fondo un enorme arbol, justo al lado de una boca de riego y un muro. Bien, pude evitar el arbol, pero no el muro ni la boca de riego.
 
Salgo de orejas y me doy un buen guarrazo, me quedo tirado ahi en el suelo, me duele todo. Pero mas me duele el ver que le ha pasado a la bici, se me habia partido la horquilla justo por donde empieza la pipa del cuadro.
 
Asi quedo la bici despues de la rotura de la horquilla
 
Y menos mal que me paso asi, por que si no el golpe con la cara con el suelo podria haber sido tremendo. Ah, y todo con la ropa nueva del equipo, que habia recibido el dia anterior y la sacaba para estrenarla.
 
Es decir, ropa nueva = pinchazo, atropello, caida y rotura de horquillla. I love this game.
 
Al menos he salido totalmente indemne, ni un solo rasguño, apenas un pequeño moraton en un muslo, con lo que puedo estar muy contento, por que me podia haber pasado cosas bastante mas graves.
 
Eso si, el sabado a darlo todo en el CX de Alcobendas, creo que ya he cubierto cupo de mala suerte y averias para una temporada.
 
Hasta la proxima.

3 comentarios:

fer dijo...

a mi tambien me han hecho besar el suelo esta semana..... animo sergio

salva dijo...

Ya te caes hasta en los entrenos, esto es cosa de brujas.
Dale caña el sábado.

SMM dijo...

fer : vaya, espero que no sea nada. Animo para ti tambien.

Salva : ya te digo, esto es ya una costumbre.

Gracias por vuestros comentarios.