lunes, 12 de diciembre de 2016

Ciclocross de Alcobendas

Carrera : CX de Alcobendas
Fecha : 11 de Diciembre de 2016

Hundimiento en toda regla.



Ayer Domingo 11 de Diciembre, se disputo el Trofeo de Ciclocross de Alcobendas, organizado por Enrique Aguado y sus chicos de Enbici-Shimano, dejando una carrera de 10, tanto por infraestructura, recorrido, diseño del circuito.........por mi parte, no poner ni una sola pega, es mas, creo que debería ser un referente en el Ciclocross madrileña de como se deben hacer las cosas, ya que algunas carreras, deberían tomar nota. Y yo el primero, si consigo llevar adelante mi proyecto de carrera de cx para la próxima temporada.

El día amaneció frio, pero sin una sola nube, con lo que el sol antes o después aparecería y calentaría el ambiente y dejaría el circuito en unas condiciones optimas para la practica de esta disciplina, ya que el terreno ni estaba duro ni estaba blando.

Me personifique allí bien pronto, para resolver como suele ser habitual las inscripciones con el tiempo suficiente para prepararlo todo bien y mas, cuando a lo largo de la mañana aparecería mi mujer con los chavales para que corrieran su manga de escuelas, así que había muchas bicis y trastos que llevar y preparar.

Antes de que corrieran los Master-30, me dio tiempo a dar 3 vueltas al circuito y me confirmo lo que ya sabia, el circuito me gustaba y además, me lo sabia de memoria debido al hecho de haber podido entrenar allí durante las dos semanas anteriores con bastante asiduidad con lo que ese conocimiento me podría dar algún tipo de ventaja sobre el terreno. Al final los planes nunca salen como uno quiere, sino mas bien como te dejan.

Ya cuando se acercaba la hora de salida de nuestra manga (a las 11:10), íbamos todos poniéndonos por la recta de salida (en una buena cuesta), que ya de por si, antes siquiera de llegar al circuito en si estira bastante el pelotón en esta recta de salida.


A la hora de colocarme en la parrilla, esta vez anduve poco listo y estaba en la ultima línea, es decir, estaba de los últimos pero en esta recta se podría recuperar bastantes puesto y no me preocupa, de hecho estaba muy tranquilo, aunque antes de que se diera la salida, se guardo un emotivo minuto de silencio por Alonso López, ciclista de la familia Enbici y que algunos conocíamos del carril bici y haber tenido ocasión de rodar junto a esta persona, que falleció recientemente por culpa del cáncer. Allí en primera línea de salida, estaba Enrique Aguado junto a su viuda, solo queda recordarle como una grandísima persona.


Finalizado este minuto de silencio, se dio la salida y todos salimos como alma que lleva el diablo, salí con todo lo que podía, estaba decidido a ganar puestos en esta recta y darlo todo en esta carrera, pero cuando estaba cerca del arco de meta, tuve un salto de cadena, se me salió una zapatilla del pedal y no me fui al suelo por los pelos, y este parón me paso tanta gente que me situé el penúltimo (mire para atrás para ver quien quedaba por pasar), pero lejos de cagarme en todo lo que se menea, decidí apretar los dientes y aprovechar las primeras curvas llenas de gente para pasar posiciones, pero donde realmente pase gente y recupere puestos fue en el repecho previo a la zona de pateo, ahí donde si vas solo, lo subes sin problemas, pero si van 50 tíos a la vez y todos lo quieren subir en bici hay atasco seguro. Así que me baje de la bici y este repecho lo hice a pata, y fue una decisión acertadísima ya que pase a mucha gente atascada ahí, para subirme de nuevo para llegar a la zona de pateo, para pasarla sin problemas y engancharme a gente que iba a ahí.

Iba con sensaciones muy buenas, mi ritmo era bueno y de hecho, me soldé a la rueda de José Luis Sanz, colega de Tres Cantos y una muy buena rueda a seguir, pasamos a varios corredores e íbamos a buen ritmo, de hecho, le iba diciendo que a los que teníamos delante que les apretáramos, pero había que tener paciencia. Y así terminamos la primera vuelta, pero ya la segunda las cosas empezaron a torcerse.

A mitad de segunda vuelta, cometí un fallo en una curva y no me fui al suelo por completo pero casi, pero me golpeé la rodilla izquierda con el manillar, al principio no le d mayor importancia, y seguí a tope, pero ya perdí unos metros con los de delante y empecé a entrar lo que se dice "cuadrado" en las curvas, las piernas no me iban, pero a pesar de ello, solo tarde 3 segundos mas que la primera vuelta ( de 9:41 a 9:44), pero en la tercera vuelta, sin razón aparente vino la debacle.

La rodilla empezó a molestarme, me iba en cada curva, casi me voy al suelo un par de veces mas y empecé a tener una sensación de vacío como pocas veces, quería meter gas, pero simplemente no podía. Y visto esto, mi cabeza desconecto por completo de la carrera, por detrás empezó a cogerme mucha gente y simplemente, me apartaba y les dejaba pasar, no quería perjudicar a nadie, estaba en modo desconexión total. Así que en esta tercera vuelta tarde 10:57, es decir, 1 minuto 15 segundos mas que la anterior.


Al pasar por meta, estaba pensando mas en bajarme que en continuar, pero así lo hice con la esperanza de recuperar algo de fuelle, pero nada, las piernas no iban, la cabeza tampoco, estaba vacío y la rodilla se quejaba (no es la excusa), así que esta vuelta simplemente la día de paseo, mientras que seguían corredores pasándome. Incluso en la zona de pateo, arriba me pare 10 segundos, a recuperar el aliento pero nada. Ya terminando esa cuarta vuelta, el primero, José Luis Rebollo me pasó como un cohete, con lo que al estar doblado al pasar por meta, terminaba la carrera. Finalmente, esta vuelta la hice en 12:07, cuando en los entrenos y sin competir, la estaba haciendo en 10' clavaos, así que imaginar como iba, literalmente de paseo. Al final, el puesto 47 de 53 corredores, y mirando la clasificación, la persona con la que iba acabo entre los 25 primeros. Esto es un hundimiento en toda regla.


Pero no había terminado el día, ya que había que cambiar el chip rápidamente, dejar la bici en el coche, coger la de los peques y corriendo a meta con los peques para que hicieran su carrera, donde había un montón de niños y quería que disfrutaran, y se lo pasaron en grande, ya que el circuito, el ambiente, la gente animándoles y el día tan estupendo que hacia, lo compensa todo.

Después, tocaba volver a cambiar el chip y ponerse en modo familia, así que ha cambiarse todos rápidamente y a tomar un buen desayuno en el VIPS con la familia, para después, estar hasta casi las 6 de la tarde con la familia en los parques de la zona donde los peques, se lo pasaron en grande, poniendo un buen colofón a un buen domingo.

Y a esperar ya la ultima carrera de la temporada, el próximo sábado en El Escorial.

Hasta la próxima.