jueves, 1 de septiembre de 2011

Asturias, patria querida (y 2)

Cocido a fuego lento.


El pasado martes 16 de Agosto, tocaba segundo día de colosos asturianos. Había preparado una ruta muy interesante con tres puertos: el conocido Pajares, el desconocido La Cubilla y el mítico La Cobertoria con su extensión a la cima del Gamoniteiro. A priori 140 Km de sube y baja.

Después del correspondiente madrugón y traslado a Pola de Lena desde Puebla de Sanabria (apenas 1h 30’ de coche), tocaba ponerse el mono de trabajo y hale, a dar pedales.

Ya cuando estaba llegando a Pola de Lena, en la cima de Pajares (por la autovía) lucia un sol esplendido, pero según se iba bajando, la niebla se hacía más densa y la temperatura bajaba aun mas, rondando en Poia de Lena los 15 grados. Eso me confundió, y provoco que hiciera un error que a la postre me paso factura.

Salí demasiado abrigado: camiseta interior, manguitos y chaleco. Todo eso me sobraba. Ya en los primeros kilómetros desde Pola de Lena a Campomanes, donde salían los Puertos de Pajares y La Cubilla, no pasaba calor pero tampoco tenía frio, además, había mucha humedad, y por no darme la vuelta y perder 15 minutos en dejar ropa en el coche, me supuso un lastre durante todo el recorrido.

Como comentaba los primeros 6 kilómetros desde Pola de Lena a Campomanes, muy suaves, lo que me permitió entrar en calor, y al poco de salir de Campomanes, comenzaba el Puerto de Pajares. 19 Km mas 4 kilómetros más hasta la estación de Ski de Valgrande-Brañilin. Bien, a ritmo y buena letra que queda mucho por delante.

Al ser este puerto una carretera Nacional, lo peor de todo es la circulación, muchísimos coches y muchísimos camiones, ya me lo habían advertido, así que fue el primero del día para evitar esta carretera mas entrado el día. Y la verdad, no entiendo como hay gente conduciendo por ahí, porque había cada uno que iba con el camión que parecía que llevaba un Ferrari. Pero bueno, tocaba subirlo, conocerlos y listo.

Los primeros kilómetros son llevaderos, cierto es que hay alguna rampa suelta con porcentajes importantes, pero estas fresco y se pasa sin mayor problema. La mayor dificultad de este puerto, reside en los últimos 4 kilómetros, ya que el porcentaje medio es del 15%, donde hay que apretar de lo lindo. No lo subí mal.



Llegado arriba, tocaba descender apenas 600 metros para coger el desvío a la estación de Ski, Dicho desvío, solo tenía 1,5 kilometro de subida y luego llanito hasta la estación, la cual, al ser verano, estaba totalmente desierta y algo abandonada. Bueno, 1h 45’ para llegar hasta arriba y ya me sobraba ropa por todas partes, el sol desapareció a mitad de puerto de Pajares y desde ese momento no sabía dónde meterla, ya que los bolsillos del maillot estaban lleno con barritas, móvil, documentación, etc………me preocupaba.



Ya en la bajada, sí que me abrigue un poco, pero vamos, tampoco era necesario, así que después de un rapidísimo y técnico descenso, me vuelvo a plantar en Campomanes en un abrir y cerrar de ojos, donde comenzaba el segundo puerto del día: La Cubilla, con sus 30 kilómetros de ascensión.

Y aquí, cometí un error grave, no leí bien la documentación de este puerto en su momento, así que no me acordaba de cómo era. Si que recordaba que los primeros 10 kilómetros eran muy suaves, pero tenía una laguna importante para los siguientes 20, los cuales, deduje que tampoco serían para tanto: craso error.

La ropa me seguía sobrando, pero como los primeros 10 kilómetros eran entre arboles y a la vereda de un rio, apenas hacía calor, con lo que los manguitos y el chaleco apenas sobraban, además, ese tramo estaba lleno de camiones debido a las obras de los túneles para el tren de alta velocidad, lo que en mi afán de quitarme de en medio cuanto antes, fui deprisilla. Todo eso me pasaría factura.

Bien, llegados al pueblo de Telledo, los camiones desaparecieron, el asfalto se convirtió en carretera de montaña muy rugoso (estilo carretera pirineos) y unas rampas del 10-12% durante un par de kilómetros. La cosa se ponía seria.

Además, la ropa me sobraba por todas partes, así que sin parar y en un tramo más suave, conseguí recolocar el chaleco y los manguitos en los bolsillos del maillot, ya que esto último, aunque lo llevara abierto, era como tener una manta en la espalda. No fue mala solución, pero desde luego no fue la optima, ya que eso pesaba y me seguía dando calor, además el Lorenzo apretaba, la temperatura estaba por encima de los 30 grados y aun me quedaban 18 kilómetros de subida, casi nada.

A todo esto, no tenía ni idea de lo que me iba a encontrar delante, y lo que me encontré fue un señor puerto con todas las de la ley, cierto que en esos 18 kilómetros no había rampas o kilómetros tremendos, pero no bajaba en ningún momento del 7-8%, mantenido constantemente, además ni una sola sombra y con una carretera “pirenaica” que se agarraba a la bici.



El entorno era espectacular, de una belleza que pocas veces había visto, solo por las vistas merece la pena subir este puerto, además, según iban pasando los kilómetros me iba recordando a un puerto de los pirineos, por su trazado, su carretera, el entorno, el calor…………me recordaba a El Portalet y a Larrau, y ya sabemos todos lo que me paso en ambos puertos en los dos años anteriores.

Bien, después de disfrutar y sufrir la subida durante algo más de dos horas, corone La Cubilla, un poco fundido, porque llevaba casi 5 horas pedaleando, estaba un poco cocido y aunque fue comiendo y bebiendo con regularidad, digamos que la luz roja de emergencia se había encendido. Eso no me impidió disfrutar de la belleza espectacular que se ve desde arriba.

Dios no me ha dado con el don de la fotografía, pero si alguien quiere sacar fotos bonitas y espectaculares, desde luego, desde la cima de este puerto, tiene unas estampas pocas veces vista en un puerto. De verdad, muy recomendable.



Bien, después de reponer fuerzas durante 5 minutos, tocaba bajar, los primeros 20 kilómetros, muy técnicos y muy atentos, la carretera no era fácil, por tanto el comer y beber en la bajada sería algo difícil. Además, los 10 kilómetros finales, aunque eran en descenso, son de dar pedales, de esos kilómetros que bajas pero que no bajas si no das pedales, pestosillos.

Llegue a Pola de Lena con casi 5h 45’ encima, pare en el coche 5 minutos para dejar ropa (por fin), recargar bidones y listo para afrontar el último puerto del día, La Cobertoria, aunque ya en ese punto había decidido que la subida al Gamoniteiro quedaría para una mejor ocasión, una verdadera lástima, ya que estaba recién asfaltado desde hace una semana y me llamaba mucho esta subida, ya que según me comentan, la más dura y alta de toda Asturias, y que en breve la veremos en la Vuelta.

Bien, el coche lo tenía justo en el cruce que indicaba La Cobertoria. Estupendo, yo pensaba que no me quedaba nada. 10 kilómetros de subida, fotito en el cartel y 10 kilómetros para abajo para dar punto y final.

El puerto de La Cobertoria, ya desde el primer kilómetros, durísimo, además, añádele a pleno sol, las dos de la tarde, que venía tocado del puerto anterior……………pues combinación explosiva.

Tenía esperanzas de ir encontrando algún descansillo que otro en la subida, pero tal y como me habían informado, son 10 kilómetros al 10% de media, con un asfalto perfecto eso sí, pero muy muy duro.

Yo iba subiendo y notaba que iba a menos, pero cuando pase el pueblo de Piedraceda empezó mi verdadero calvario. No iba nada, empecé a ir de un lado a otro de la carretera, pero estaba vacío, tanto que tuve que poner pie a tierra a mitad de puerto, desfondado, agotado y muy muy desilusionado. Me había vuelto a pasar, la de todos los veranos. Hace dos me toco en Larrau, el año pasado en el Portalet, y este año en La Cobertoria.



Me quede sin fuerzas para seguir subiendo, ni hice el además de retomar la marcha y seguir para arriba, simplemente me día la vuelta y para abajo, llegue al coche en 5 minutos.

Luego, recoger los bártulos y para casa, con una tremenda decepción, pero así es el ciclismo.

Después en casa, tocaba ver que había pasado, y lo de la ropa fue fundamental, no excesivamente en el Puerto de Pajares, pero en La Cubilla, me fui cociendo a fuego lento y sin darme cuenta, seguramente sin ese error, podría haber culminado La Cobertoria sin problemas.

En conclusión de estos dos días, Asturias es el paraíso del ciclista, hay puertos y puertos para hartarse a subir, además, después de ver que lo tengo a tiro de piedra desde Sanabria, en años venideros iremos haciendo incursiones Asturianas para ir tachando puertos de la lista e ir sumando carteles a mi colección, ni que decir tiene, que cuando vuelva, el primer puerto de la lista será La Cobertoria, esto no puede quedar así y ya me tomaré cumplida venganza.

Hasta la próxima.

5 comentarios:

Nacho dijo...

Que buenas excursiones Sergio...

El año que viene yo si al final no hay categoria senior que es lo que parece indicar todo, me hare cicloturista para ir de excursion a cada marcha...

Por cierto, que es del CicloSpeed Team que no he vuelto a verlo por ahi...

Saludos...

Anónimo dijo...

No podía dejar de poner un comentario. La Cobertoria es el único puerto que me ha hecho dar media vuelta (también es cierto que no estaba en forma cuando lo intenté)me pasé unos kms intentando esperar que suavizara pero nanay. Yo también tengo una cuenta pendiente ahí.

SMM dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Nacho : vamos por partes, si que habra categoria Senior, pero con una año menos, esta sentenciada esa categoria para que todos sean luego Master. A mi personalmente, me gusta mas hacer estas cosas que casi competir, lo disfruto mas. Y el equipo, finaliza su existencia a final de temporada, lamentablemente, no hemos conseguido sponsors para el año que viene.

Anonimo : Mira, me alegro de no ser el unico.............yo volvere y se la devolvere con creces. Lo hice con la Irati y con La Marmotte, y eso si que son plazas para torear.

Salu2

tritata dijo...

Asturiaaassss,sólo si has pedaleado por allí,puedes leer este post ety comprenderlo sin leer,enhorabuena,auque sufrieras,¿quiénm pudiera ir a Asturias en todas las ocasiones?

SMM dijo...

Tritata : Cuanto tiempo, la verdad es que Asturias es impresionante por paisajes, puertos, comida.....etc. Que tal va todo por el norte?.

Salu2